Publique en esta revista
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
CARTA CIENTÍFICA
DOI: 10.1016/j.anpedi.2019.05.015
Open Access
Disponible online el 28 de Junio de 2019
Granuloma aséptico facial idiopático: características clinicopatológicas y ecográficas en 7 casos
Idiopathic facial aseptic granuloma: Clinical, pathological, and ultrasound characteristics
Visitas
353
Alexandre Docampo Simóna,
Autor para correspondencia
docamposimon@gmail.com

Autor para correspondencia.
, María José Sánchez-Pujola, Luca Schneller-Pavelescua, Laura Berbegalb, Isabel Betlloch Masc
a Servicio de Dermatología, Hospital General Universitario de Alicante, Alicante, España
b Servicio de Dermatología, Hospital de Denia, Denia, Alicante, España
c Servicio de Dermatología, Hospital General Universitario de Alicante, Instituto de investigación ISABIAL, Alicante, España
Este artículo ha recibido
353
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Características de los pacientes
Texto completo
Sr. Editor:

El granuloma aséptico facial idiopático (GAFI) es una entidad de reciente descripción que afecta a pacientes pediátricos1. Se caracteriza por la aparición de uno o varios nódulos en las mejillas y su diagnóstico diferencial se debe hacer con otros nódulos faciales adquiridos en la infancia. Incluye pilomatrixomas, quistes dermoides, infecciones bacterianas, por Leishmania o micobacterias, y malformaciones vasculares. Por ello, es probable que esta entidad se encuentre infradiagnosticada.

Se realizó un estudio observacional retrospectivo de todos los casos diagnosticados de GAFI en nuestro centro durante 12 años. Sus características se resumen en la tabla 1. La edad media fue de 3 años. Tres de los pacientes presentaron lesiones múltiples. Cinco de los pacientes recibieron tratamiento antibiótico oral: 2 casos amoxicilina-clavulánico, uno cefuroxima, otro claritromicina y otro amoxicilina-clavulánico seguido de azitromicina, sin una clara mejoría. La tendencia fue a la resolución espontánea en una media de 13 meses. En 2 pacientes se realizó exéresis quirúrgica. No presentaron complicaciones ni recidivas en el seguimiento.

Tabla 1.

Características de los pacientes

Caso  Sexo  Edad  Clínica  Anatomía patológica  Ecografía  Tiempo de resolución 
Varón  5 años  Nódulo indurado mejilla derecha  Sí  Sí  Exéresis quirúrgica 
Varón  4 meses  Varias pápulas mejilla izquierda. Placa con costra central  Sí  No  15 meses 
Varón  9 años  Nódulo blando mejilla izquierda  Sí  Sí  15 meses 
Varón  2 años  Nódulo mejilla izquierdaPápulas rosadas perioralesEpisodios de eritema facial  Sí  No  9 meses 
Varón  8 meses  Pápula en mejilla izquierda con supuración  No  No  14 meses 
Mujer  2 años  Nódulo mejilla derechaSangradoPápula mejilla izquierdaChalazión  Sí  Sí  Exéresis quirúrgica 
Mujer  6 años  Nódulo mejilla izquierda  No  Sí  En proceso 

En el análisis histológico se constató una reacción granulomatosa en la dermis, con linfocitos y células plasmáticas con tinciones para microorganismos negativas (fig. 1C). Uno de los casos presentó restos de un quiste infundibular.

Figura 1.

A) Imagen clínica del caso 2. B) Imagen clínica del caso 6. Se observa un chalación en el párpado inferior derecho. C) Estudio histológico de la lesión de la mejilla derecha del caso 6. Se observa un infiltrado linfoplasmocitario en la dermis, con presencia de granulomas con histiocitos y células gigantes multinucleadas. D) Ecografía de la lesión en la mejilla derecha (caso 6). Se aprecia una estructura hipoecogénica con un borde posterior abollonado.

(0,21MB).

En la ecografía se observaron estructuras ovaladas hipoecogénicas en la dermis, con un eje mayor paralelo a la superficie cutánea. No presentaron contenido cálcico. El borde posterior fue regular excepto en uno de los casos, en el cual se encontraba ligeramente abollonado (fig. 1 D). La hipodermis posterior fue hiperecogénica. La presencia de flujo fue variable en la periferia, siendo negativa en el interior de la lesión en todos los casos.

El GAFI se caracteriza por la aparición de un nódulo asintomático rojizo o violáceo de consistencia dura en la mejilla2. Su localización es característica: en dos tercios de los casos se encuentra en un triángulo con vértices dispuestos en el lóbulo de la oreja, el canto ocular externo y el ángulo bucal. Suele ser único, aunque pueden aparecer varias lesiones. Tiende a la resolución espontánea en una media de 11 meses2. Todos nuestros casos se ajustaron a las características clínicas y evolutivas descritas.

La edad media en el momento de su aparición es de 46 meses, con un rango que comprende desde los 8 meses hasta los 13 años1,2. Existe una preponderancia del sexo femenino que no objetivamos en esta serie.

Su patogénesis todavía no ha sido esclarecida. Una hipótesis plantea que podría formar parte del espectro de la rosácea granulomatosa infantil3. La presencia concomitante de chalaciones (habitualmente asociados con la rosácea) descrita en hasta dos tercios de los pacientes en el momento del diagnóstico del GAFI, el desarrollo posterior de lesiones propias de rosácea en un gran número de pacientes, la presencia de histiocitos perifoliculares en la histología, típica de la rosácea granulomatosa, o la respuesta a antibióticos empleados en el tratamiento de la rosácea son datos que orientan a su asociación con esta entidad3–5. En nuestra serie, un paciente presentó pápulas periorales de rosácea, y otro, un chalación.

Una posible etiología infecciosa parece descartada, al menos por patógenos conocidos2.

Una tercera teoría apunta a un proceso reactivo granulomatoso frente a un resto embrionario2. Esta idea es apoyada por un caso que presentaba remanentes de un quiste epidermoide en la histología2, lo cual también hemos recogido en uno de nuestros casos.

Finalmente, otras causas propuestas comprenden la respuesta persistente a una picadura o un traumatismo.

La histología de esta entidad se caracteriza por un infiltrado inflamatorio dérmico en forma de granulomas compuestos principalmente por linfocitos, histiocitos, neutrófilos y células gigantes multinucleadas de tipo cuerpo extraño, sin calcio ni células fantasma2.

En la ecografía cutánea se observan estructuras ovaladas hipoecogénicas en la dermis, con hiperecogenicidad posterior, sin depósitos de calcio2,4. Los casos con inflamación aguda presentan flujo perilesional, desapareciendo a medida que la lesión se resuelve. En su interior, la mayoría de los GAFI presentan ausencia de flujo6.

En cuanto al tratamiento, se ha descrito una mejoría con tandas largas (entre 2 y 3 meses) de claritromicina o doxiciclina oral y metronidazol o ivermectina tópicos3,5. La amoxicilina-clavulánico, la azitromicina, la eritromicina y la cefalexina se han mostrado ineficaces.

El objetivo de este estudio ha sido llamar la atención sobre una entidad probablemente infradiagnosticada. Al tratarse de una enfermedad autorresolutiva y localizada en una región sensible estéticamente, se deberían justificar los procedimientos invasivos para su diagnóstico, siendo la ecografía una opción poco invasiva importante en el diagnóstico diferencial. La descripción de más casos de GAFI probablemente permita esclarecer su etiología y el manejo óptimo.

Bibliografía
[1]
S. Roul, C. Léauté-Labrèze, F. Boralevi, P. Bioulac-Sage, J. Maleville, A. Taïeb.
Idiopathic aseptic facial granuloma (pyodermite froide du visage): A pediatric entity?.
Arch Dermatol., 137 (2001), pp. 1253-1255
[2]
F. Boralevi, C. Léauté-Labrèze, S. Lepreux, S. Barbarot, J. Mazereeuw-Hautier, C. Eschard, et al.
Idiopathic facial aseptic granuloma: A multicentre prospective study of 30 cases.
Br J Dermatol., 156 (2007), pp. 705-708
[3]
C. Orion, A. Sfecci, L. Tisseau, L. Darrieux, G. Safa.
Idiopathic facial aseptic granuloma in a 13-year-old boy dramatically improved with oral doxycycline and topical metronidazole: Evidence for a link with childhood rosacea.
Case Rep Dermatol., 8 (2016), pp. 197-201
[4]
E. Blind, N. Ropars, G. Safa.
[Dramatic efficacy of topical ivermectin in idiopathic facial aseptic granuloma] French.
Ann Dermatol Venereol., 145 (2018), pp. 792-794
[5]
I. Neri, B. Raone, A. Dondi, C. Misciali, A. Patrizi.
Should idiopathic facial aseptic granuloma be considered granulomatous rosacea? Report of three pediatric cases.
Pediatr Dermatol., 30 (2013), pp. 109-111
[6]
A.I. Rodríguez-Bandera, M. Feito-Rodríguez, R. Maseda-Pedrero, R. de Lucas-Laguna.
Idiopathic facial aseptic granuloma: Clinical and ultrasound findings in 3 cases.
Actas Dermosifiliogr., 109 (2018), pp. e1-e5
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.