Información de la revista
Vol. 94. Núm. 6.
Páginas 413-415 (Junio 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 94. Núm. 6.
Páginas 413-415 (Junio 2021)
CARTA CIENTÍFICA
DOI: 10.1016/j.anpedi.2020.05.020
Open Access
Descripción y evaluación de la rotación de estudiantes de Medicina por Pediatría de Atención Primaria
Description and assessment of medical student rotation in Primary Care Paediatrics
Visitas
...
María Aparicio Rodrigoa,b,
Autor para correspondencia
marapa04@ucm.es

Autor para correspondencia.
, Carmen Martínez Gonzáleza,c, María Garcia-Onieva Artazcozb, Ángeles Hernáez Cobeñod, Jesús López-Herce Cida,e
a Unidad de Pediatría, Departamento de Salud Pública y Materno-infantil, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España
b Pediatría de Atención Primaria, Centro de salud Entrevías, Servicio Madrileño de Salud, Madrid, España
c Pediatría de Atención Primaria, Centro de salud Villablanca, Servicio Madrileño de Salud, Madrid, España
d Centro de salud Valdebernardo, Servicio Madrileño de Salud, Madrid, España
e Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Resultados del apartado actividades docentes de la encuesta anónima
Tabla 2. Comentarios repetidos con más frecuencia por los alumnos
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Editor:

La formación en Pediatría del estudiante de Medicina debería incluir el conocimiento y manejo de los problemas más frecuentes en niños (el 95% de la enfermedad infantil, que se soluciona en atención primaria [AP]), además del de las enfermedades complejas (5-10% de la enfermedad infantil, que precisa atención hospitalaria). Sin embargo, en la mayoría de las facultades de Medicina españolas la formación pregrado en Pediatría está centrada en el hospital. En 2014, el Departamento de Pediatría de la Universidad Complutense de Madrid incluyó a pediatras de AP como profesores asociados del departamento, que se encargan de impartir clases y tutorizar la rotación de los estudiantes en AP.

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo para analizar las características y resultados de la docencia práctica de Pediatría en AP y evaluar, mediante una encuesta anónima, la opinión de los alumnos dependientes del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Los estudiantes hacen su rotación clínica de 6-8 semanas por Pediatría en el 5.° o 6.° año, tras elegir 2servicios entre las especialidades pediátricas hospitalarias o AP. Al final de la rotación elaboran un portafolio, que incluye un comentario y una autoevaluación, y rellenan una encuesta voluntaria anónima que incluye aspectos organizativos, docentes y un comentario libre con sugerencias sobre los aspectos que mejorar.

Durante los cursos 2015-2018, 104 estudiantes de medicina de la Universidad Complutense de Madrid, adscritos al Hospital Gregorio Marañón, rotaron por AP. Todos entregaron el comentario sobre la rotación, 81 (78%) pudieron ser analizados y 33 (30%) rellenaron la encuesta anónima. Los alumnos valoraron la actividad docente con un 9,95±0,05 (tabla 1) y los aspectos organizativos con un 10 (ambos sobre 10). En la tabla 2 se presentan los comentarios más repetidos sobre la rotación. Las propuestas de cambio más frecuentes fueron alargar la rotación por AP y hacerla obligatoria.

Tabla 1.

Resultados del apartado actividades docentes de la encuesta anónima

Actividades docentes  10  Nota media±DE 
Calidad de la docencia  30  9,90±0,29 
Actividades clínicas  30  9,90±0,29 
Supervisión del estudiante  31  9,94±0,24 
Miniexamen clínico  33    10±
Corrección del portafolio  32  9,97±0,17 
Trato humano  33    10±
Utilidad global de la rotación para la formación del estudiante  33    10±
Calidad de la docencia  30  9,90±0,29 

DE: desviación estándar.

Tabla 2.

Comentarios repetidos con más frecuencia por los alumnos

Rotación muy buena/excelente/la mejor/de las mejores rotaciones de la carrera 
Aprendizaje de aspectos básicos de pediatría/anamnesis y exploración y manejo del niño 
Aprendizaje del niño sano 
Aprendizaje de las enfermedades más frecuentes del niño 
Aprendizaje sobre comunicación con el paciente y la familia; relación especial médico-paciente. Empatía 
Visión biopsicosocial de la enfermedad 
Aprendizaje en educación para la salud. Prevención y promoción 
Trabajo en equipo 
Trato perfecto al estudiante/me he sentido muy cómodo 
Se ha tenido en cuenta mi aprendizaje y bienestar personal 
Conexión de la teoría con la práctica diaria 
El papel como estudiante está bien definido. La rotación más completa y estructurada 
Sensación de que mi papel tiene sentido (contraste con sensación de inutilidad en otras rotaciones; meros observadores) 
Autonomía supervisada 
Participación activa del estudiante 

En 1999 la Asociación Americana de Pediatría propuso que un 50% de la rotación de Pediatría se desarrollara en el ámbito ambulatorio1. A pesar de ello, en España la docencia de Pediatría en AP no se ha generalizado.

Varios estudios han evaluado los resultados de las rotaciones por pediatría de AP2-4. En ellos, la valoración de los estudiantes fue muy buena, al calificarlas entre las de mayor interés de la carrera. Nuestros resultados coinciden con estos estudios y muestran una gran satisfacción de los estudiantes tanto con la organización como con la calidad de la docencia. Los alumnos subrayan la adquisición de conocimientos y competencias sobre el niño sano, la elaboración de una historia clínica y exploración física orientadas a las enfermedades más frecuentes, abordaje biopsicosocial de la enfermedad, actividades de promoción y prevención de la salud, comunicación con el paciente y la familia, trabajo en equipo, autonomía y participación activa. Además, destacaron el trato ofrecido al estudiante.

Algunos estudios también han analizado el desempeño de los estudiantes tras la rotación5,6, sin encontrar diferencias en el ECOE de Pediatría5, pero sí en la evaluación sobre el manejo de los problemas más frecuentes en población pediátrica6. Además, encontraron que los estudiantes que rotaban por AP vieron 4 veces más pacientes y con enfermedades pediátricas más frecuentes que los que rotaban por el hospital5.

Nuestro estudio tiene varias limitaciones. Solo se llevó a cabo en un centro de una universidad y el porcentaje de encuestas es relativamente bajo, aunque el porcentaje de comentarios de la rotación es alto, por lo que consideramos que reflejan de forma adecuada la opinión de los alumnos. Además, nuestro estudio no permite conocer si la satisfacción de los alumnos se corresponde con un mayor aprendizaje y si este se traduce en una mejor asistencia clínica posterior.

Concluimos que los estudiantes de Medicina valoran muy positivamente la rotación de pediatría de AP. Consideran que aprenden aspectos básicos del manejo de los niños, las familias, las enfermedades más frecuentes y otros aspectos no técnicos esenciales. El aprendizaje en el ámbito ambulatorio es complementario al del hospital y ambos son necesarios para alcanzar una formación integral en Pediatría. La rotación en AP permite al estudiante aprender habilidades clínicas básicas con pacientes reales, que son más difíciles de adquirir en el hospital, y de aspectos como la promoción y prevención o el abordaje biopsicosocial de las enfermedades.

Consideramos que la rotación por Pediatría de AP debería incluirse en los programas de las facultades de Medicina de todas las universidades españolas, e integrarse con las rotaciones hospitalarias con unos objetivos específicos. Para ello, es recomendable integrar a pediatras de AP como profesores de Pediatría de las universidades. Nuestra experiencia puede servir como modelo para el desarrollo de esta rotación clínica.

Bibliografía
[1]
A.P. Scheiner.
Guidelines for medical student education in community-based pediatric offices American Academy of Pediatrics Council on Pediatric Education Subcommittee on Medical Student Curriculum.
Pediatrics, 93 (1994), pp. 956-959
[2]
C.F. Pipas, D.A. Peltier, L.H. Fall, A.L. Olson, J.F. Mahoney, S.E. Skochelak, et al.
Collaborating to integrate curriculum in primary care medical education: Successes and challenges from three US medical schools.
Fam Med, 36 Suppl (2004), pp. S126-S132
[3]
D.M. Elnicki, R. Kolarik, I. Bardella.
Third-year medical students’ perceptions of effective teaching behaviors in a multidisciplinary ambulatory clerkship.
[4]
E. Turkeshi, N.R. Michels, K. Hendrickx, R. Remmen.
Impact of family medicine clerkships in undergraduate medical education: A systematic review.
BMJ Open, 5 (2015), pp. e008265
[5]
L. Satran, I.B. Harris, S. Allen, D.C. Anderson, G.A. Poland, W.L. Miller.
Hospital-based versus community-based clinical education: Comparing performances and course evaluations by students in their second-year pediatrics rotation.
[6]
F. Behmanesh, H. Ahanchian, R. Vakili, N. Ahanchian, S. Bagheri.
Teaching final-year medical students in a paediatric ambulatory care unit.
Clin Teach, 11 (2014), pp. 361-364
Copyright © 2021. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?