Información de la revista
Vol. 77. Núm. 1.
Páginas 64-65 (Julio 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 77. Núm. 1.
Páginas 64-65 (Julio 2012)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
Micofenolato mofetilo como alternativa de tratamiento de la anemia hemolítica autoinmunitaria crónica corticodependiente
Mycophenolate mofetil: An alternative treatment for refractory autoimmune hemolytic anemia in children
Visitas
...
A. Navarro Mingorance??
Autor para correspondencia
anavarromingo@gmail.com

Autor para correspondencia.
, I. Jimenez García, A.M. Galera Miñarro, J.L. Fuster Soler
Unidad de Oncohematología Pediátrica, Servicio de Pediatría, Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

La anemia hemolítica autoinmunitaria (AHAI) se define como un trastorno autoinmunitario debido a la formación de autoanticuerpos que atacan a la superficie eritrocitaria. El tratamiento estándar de la AHAI se basa en el empleo de corticoides y el soporte transfusional. No obstante, en un 20-35% de los casos se observa corticorresistencia o corticodependencia1,2. Debido a la toxicidad de los corticoides en tratamientos de larga evolución, incluso a dosis bajas, es preciso recurrir a tratamientos de segunda línea como la esplenectomía o fármacos inmunomoduladores, como los anticuerpos monoclonales anti-CD20 (rituximab) y anti-CD52 o el micofenolato mofetilo (MMF).

Presentamos el caso de un niño afectado de AHAI crónica corticodependiente de larga evolución en el que la introducción del tratamiento con MMF permitió la retirada de los corticoides, sin toxicidad asociada.

Paciente varón de 7 años y 4 meses de edad, de origen boliviano, residente en España desde los 2 años. Sin antecedentes familiares de interés. Entre los antecedentes personales destaca un diagnóstico de parasitación por Entamoeba coli, tratada con metronidazol en su país de origen, eosinofilia e hiperinmunoglobulinemia E persistente y toxocariasis tratada con albendazol.

En mayo de 2006 presentó un primer episodio hemolítico con Hb 6,2g/dl, VCM 107 fL, reticulocitos 24%, bilirrubina 3,8mg/dl, haptoglobina <7mg/dl, test de Coombs directo positivo (++++) con detección de pan-aglutinina eritrocitaria IgG activa a 37° (anti-A y anti-B). En el estudio inicial se detectaron anticuerpos IgM+anti Mycoplasma sin seroconversión posterior. Recibió tratamiento con azitromicina. Se descartó la presencia de inmunodeficiencia primaria o secundaria, así como otros fenómenos de autoinmunidad (anticuerpos antinucleares, anti-LKM, antimitocondriales, antimúsculo liso, antirreticulina y anticélulas parietales G). Igualmente, se descartaron otras posibles causas infecciosas de anemia (virus de las hepatitis A, B y C, virus de la inmunodeficiencia humana, virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, rubéola, parvovirus, Legionella, Coxiella, Chlamydia, Plasmodium, Leishmania, Toxoplasma, Trypanosoma). Fue diagnosticado de AHAI secundaria a infección por Mycoplasma y recibió tratamiento con prednisona (2mg/kg/día) durante 3 semanas, con buena respuesta, desarrollando un nuevo episodio hemolítico tras la supresión del tratamiento. Se reanudó un nuevo ciclo de corticoterapia durante 5 semanas, reapareciendo de nuevo los parámetros de hemólisis tras su retirada, por lo que se decidió asociar al tratamiento gammaglobulina hiperinmunitaria (1g/kg/día durante 5 días). De nuevo se documentó la evidencia de hemólisis durante la reducción de la dosis de esteroides. En octubre de 2008 se administró un primer ciclo de tratamiento con rituximab (375mg/m2/semana durante 4 semanas), asociado a gammaglobulinas y corticoides. En diciembre de 2009 recibió un segundo curso de tratamiento con rituximab, precisando corticoterapia a dosis baja (0,3mg/kg/día) de forma mantenida y desarrollando varios episodios de hemólisis grave ante los intentos de retirada de corticoides. En enero de 2010 se decidió iniciar tratamiento con MMF (1.200mg/m2/día), lo que permitió la retirada progresiva de la corticoterapia hasta su supresión en agosto de 2010, permaneciendo asintomático y sin evidencia de hemólisis hasta la actualidad. El paciente no presentó efecto adverso alguno.

El MMF es un fármaco inmunosupresor que inhibe la proliferación linfocitaria. Su uso en el ámbito de las enfermedades autoinmunitarias se encuentra en plena expansión. Hasta la fecha se han publicado escasas experiencias del uso de MMF para el tratamiento de AHAI en pacientes pediátricos. Rao et al.3 realizaron un estudio en el que se trató a 13 pacientes pediátricos con citopenia autoinmunitaria (AHAI; púrpura trombocitopénica autoinmunitaria y neutropenia autoinmunitaria) secundaria a síndrome autoinmunitario linfoproliferativo, demostrando buena respuesta en 12 de ellos. Se han descrito otros casos aislados pediátricos con buena respuesta4. La mayoría de las experiencias en adultos con AHAI tratada con MMF muestra buenos resultados5-9. Destaca el estudio realizado por Howard, en el que la introducción de MMF permitió la reducción de la dosis de corticoides en los 4 pacientes con AHAI estudiados5.

El MMF puede considerarse una alternativa útil y segura para el tratamiento de la AHAI crónica corticodependiente en niños, incluso antes que la esplenectomía.

Bibliografía
[1]
P.C. Hoffman.
Immune hemolytic anemia –selected topics.
Hematology Am Soc Hematol Educ Program, (2009), pp. 80-86
[2]
B. Bader-Meunier, G. Leverger.
Chronic autoimmune hemolytic anemia: toward new treatments?.
Arch Pediatr, 13 (2006), pp. 517-519
[3]
V.K. Rao, F. Dugan, J.K. Dale, J. Davis, J. Tretler, J.K. Hurley, et al.
Use of mycophenolate mofetil for chronic, refractory immune cytopenias in children with autoimmune lymphoproliferative syndrome.
Br J Haematol, 129 (2005), pp. 534-538
[4]
P.T. Jubinsky, T. Moulton, P. Tewari, M.K. Short.
Severe Evans syndrome with multi-system involvement is a distinct immunodeficiency disorder.
Pediatr Blood Cancer, 52 (2009), pp. 659-661
[5]
J. Howard, A.V. Hoffbrand, H.G. Prentice, A. Mehta.
Mycophenolate mofetil for the treatment of refractory auto-immune haemolytic anaemia and auto-immune thrombocytopenia purpura.
Br J Haematol, 117 (2002), pp. 712-715
[6]
A. Norton, I. Roberts.
Management of Evans syndrome.
Br J Haematol, 132 (2006), pp. 125-137
[7]
B. Zimmer-Molsberger, W. Knauf, E. Thiel.
Mycophenolate mofetil for severe autoimmune haemolytic anemia.
Lancet, 350 (1997), pp. 1003-1004
[8]
J.T. Lin, W.S. Wang, C.C. Yen, T.J. Chiou, J.H. Liu, L.T. Hsiao, et al.
Myelodysplastic syndrome complicated by autoimmune hemolytic anemia: remission of refractory anemia following mycophenolate mofetil.
Ann Hematol, 81 (2002), pp. 723-726
[9]
N. Aladjidi, G. Leverger, T. Leblanc, M.Q. Picat, G. Michel, Y. Bertrand, et al.
New insights into childhood autoimmune hemolytic anemia: a French national observational study of 265 children.
Haematologica, 96 (2011), pp. 655-663
Copyright © 2011. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?