Información de la revista
Vol. 92. Núm. 4.
Páginas 236-237 (Abril 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 92. Núm. 4.
Páginas 236-237 (Abril 2020)
CARTA CIENTÍFICA
DOI: 10.1016/j.anpedi.2019.02.005
Open Access
Experiencia inicial con el uso de un escáner tridimensional portátil
Initial experience with the use of a portable 3-dimensional scanner
Visitas
...
Sara Fuentesa,
Autor para correspondencia
sfuentesc@saludcastillayleon.es

Autor para correspondencia.
, Francisco Damiánb, Mario Berliozb, José María Pradillosa, Teresa Lorenzob
a Servicio de Cirugía Pediátrica, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España
b Servicio de Radiología, Complejo Asistencial Universitario de León, León, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

El reciente desarrollo de la tecnología de imagen tridimensional ha permitido que aparezcan nuevas aplicaciones en el campo de la medicina. Tanto los escáneres como los programas informáticos diseñados para el tratamiento de la imagen se han hecho más accesibles y sencillos, lo que permite su uso fuera del ámbito de la ingeniería y la industria1.

La imagen de superficie aporta información de gran utilidad en diferentes dolencias en la edad pediátrica y cuenta con la ventaja de poderse realizar en pocos segundos, lo que es de vital importancia en el paciente de corta edad2.

El objetivo de esta carta es presentar nuestra experiencia inicial con un sistema de toma de imágenes tridimensional portátil aplicado a las deformidades de la pared torácica.

En nuestro centro hemos comenzado a utilizar el escáner PocketScan™ de Mantis Vision Inc. Consiste en un sistema de luz infrarroja que permite triangular la posición de los distintos puntos de una superficie de manera automática, generando una figura tridimensional. El aparato tiene unas medidas de 12×6cm y un peso de 250g, y se conecta al ordenador mediante una conexión estándar USB. Los programas de tratamiento de la imagen permiten refinarla y tomar las medidas que se precisen. Su precio ronda los 3.500€ y fue financiado gracias a una beca de investigación.

En el contexto de un programa en el que pretendemos validar estas medidas y generalizar su uso en otras especialidades, hemos comenzado a realizar los escáneres de superficie en pacientes afectados de pectus carinatum y excavatum en seguimiento en la consulta de Cirugía Pediátrica, previo consentimiento de los progenitores. Estamos realizando, asimismo, resonancias magnéticas nucleares limitadas a la zona de interés para poder, en el futuro, una vez obtenido un número suficiente de estudios, validar los índices tridimensionales frente a los radiológicos.

Hemos analizado la experiencia inicial con los primeros 10 pacientes, que presentamos a continuación.

Se trata de 10 niños y adolescentes con edades comprendidas entre los 7 y los 17 años. Siete niños y 3 niñas. Siete de ellos tenían deformidad tipo pectus excavatum y 3, pectus carinatum. En 6 de los casos la malformación era de severidad leve, en 2 moderada y en 2 grave. Cuatro de los niños incluidos estaban en proceso de tratamiento conservador de su malformación. Este tratamiento, en el caso de los niños con pectus carinatum, consiste en un corsé de compresión estática según protocolo de Calgary y, en el caso de los niños con pectus excavatum, campana de vacío según la experiencia de Basilea3,4.

El resto, bien por edad, bien por bajo grado de deformidad, estaban con medidas posturales y ejercicios específicos según el protocolo de nuestro centro.

Todas las tomas de imagen se realizaron entre 3 y 4s, lo que permitió realizar capturas en inspiración y espiración para estudios posteriores. No hubo problemas en ninguno de los casos, las imágenes fueron correctas y todos los niños, así como los padres, manifestaron su satisfacción con la prueba sin puntualizar ningún inconveniente.

Las figuras tridimensionales obtenidas fueron exportadas para su posterior tratamiento y determinación de medidas de severidad específicas de las deformidades de la pared torácica, así como para postular nuevas medidas tridimensionales que puedan aportar interés a la hora de diagnosticar o definir este tipo de afección (fig. 1).

Figura 1.

Integración de nube de puntos en figura tridimensional.

(0,2MB).

Consideramos que la experiencia inicial con el uso del sistema de escaneado ha sido satisfactoria, si bien es cierto que los programas para el tratamiento de las imágenes no están orientados a la medicina y se precisa un cierto entrenamiento por parte de los profesionales a la hora de familiarizarse con el sistema. Las imágenes obtenidas gozan de gran precisión. El procedimiento de adquisición de la figura tridimensional es rápido y carente de radiación, lo que consideramos fundamental en el campo de la pediatría. Además, frente a las medidas subjetivas que se realizan en consulta en este tipo de malformaciones, aportan objetividad y precisión. Consideramos este punto también fundamental para el seguimiento de pacientes en crecimiento o en tratamiento conservador a fin de detectar cambios a lo largo del tiempo o respuesta a las distintas intervenciones. El coste de este tipo de instrumentos está disminuyendo a medida que se desarrolla esta tecnología, lo que la hace accesible en el ámbito de la medicina pública.

En conclusión, la tecnología de escáner tridimensional es rápida, carente de radiación y precisa, por lo que puede tener amplias aplicaciones en el campo de la pediatría como una nueva herramienta en el diagnóstico por imagen.

Financiación

Beca de investigación. Ayuda para la financiación de proyectos en biomedicina, gestión sanitaria y atención sociosanitaria“. Gerencia Regional de Salud. Junta de Castilla y León, 2017. Referencia GRS: 1571/A/17).

Bibliografía
[1]
P. Poncet, D. Kravarusic, T. Richart, R. Evison, J.L. Ronsky, A. Alassiri, et al.
Clinical impact of optical imaging with 3-D reconstruction of torso topography in common anterior chest wall anomalies.
J Pediatr Surg., 42 (2007), pp. 898-903
[2]
J.M. Riphagen, J.W. van Neck, L.N. van Adrichem.
3D surface imaging in medicine: A review of working principles and implications for imaging the unsedated child.
J Craniofac Surg, 19 (2008), pp. 517-524
[3]
D. Kravarusic, B.J. Dicken, R. Dewar, J. Harder, P. Poncet, M. Schneider, et al.
The Calgary protocol for bracing of pectus carinatum: A preliminary report.
J Pediatr Surg, 41 (2006), pp. 923-926
[4]
F.M. Haecker.
The vacuum bell for conservative treatment of pectus excavatum: The Basle experience.
Pediatr Surg Int, 27 (2011), pp. 623-627
Copyright © 2020. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.