Información de la revista
Vol. 94. Núm. 6.
Páginas 396-402 (Junio 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 94. Núm. 6.
Páginas 396-402 (Junio 2021)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.anpedi.2020.05.027
Open Access
Correlación entre el patrón de erupción de la dentición definitiva y la predominancia de la lateralidad de la función motriz: un estudio transversal
Relationship between the order of permanent tooth eruption and the predominance of motor function laterality: A cross-sectional study
Visitas
...
Ana Velosoa, Julián López Giménezb, M. Carmen Vázquezc, José Ramón Corcuerad, Francisco Guinote, Andreu Puigdollersf,
Autor para correspondencia
andreup@uic.es
apuigdollersp@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Área de Odontopediatría, Facultad de Odontología, Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y Hospital Nen Deu, Barcelona, España
b Àrea de Cirugia, Hospital Nen Deu, Barcelona, España
c Área de Ortodoncia, Facultad de Odontología, Universitat de Barcelona, Barcelona, España
d Área de Odontología en Pacientes Especiales, Facultad de Odontología, Universidad de Sevilla, Sevilla, España
e Área de Odontopediatría, Facultad de Odontología, Universitat Internacional de Catalunya (UIC), Barcelona, España
f Área de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial, Facultad de Odontología, Universitat Internacional de Catalunya, Barcelona, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (3)
Tabla 1. Lateralidad de la dentición, mano, pie, ojo y oído en 388 niños de 6 a 8 años
Tabla 2. Resultados del análisis multivariante
Tabla 3. Precisión de la lateralidad de la dentición y del pie en la predicción de la lateralidad de la mano
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivos

Evaluar si el orden de la erupción dental es un buen indicador de la lateralidad motora.

Métodos

Estudio transversal en escolares de ambos sexos de 6 a 8 años tratados mediante las revisiones orales rutinarias anuales realizadas en los colegios incluidos en un área de atención primaria urbana en Barcelona (España). También se evaluaron las lateralidades de manos, pies, ojos y oídos mediante una serie de ejercicios simples. Se realizaron análisis bivariantes y multivariantes de los datos.

Resultados

La muestra comprendió 388 escolares, 51,3% niñas, con una edad media de 6,5 años. La lateralidad derecha predominó en todas las variables de estudio, especialmente en la dentición (310 escolares; 80%), la mano (349; 89,9%) y el pie (337; 86.8%). En el estudio bivariante se observó una asociación estadísticamente significativa (p <0,001) entre la lateralidad de la dentición y la de la mano y el pie, así como entre la lateralidad de la dentición y las lateralidades de oído y de ojo. En el estudio multivariante, las lateralidades de la dentición y del pie se asociaron significativamente a la lateralidad de la mano. En lo concerniente a la precisión de la lateralidad de la dentición y del pie como prueba diagnóstica de la lateralidad de la mano, ambas mostraron una sensibilidad y valores predictivos positivos y negativos similares, pero la especificidad de la lateralidad de la dentición fue mayor (79% vs. 66%).

Conclusiones

La lateralidad en el orden de la erupción dental es un buen indicador para determinar la lateralidad motora durante el desarrollo, que podría ser particularmente útil para ayudar a precisar la lateralidad más predominante en casos de lateralidad cruzada.

Palabras clave:
Infancia
Dentición permanente
Lateralidad funcional
Erupción dental
Abstract
Objectives

To assess whether the order of permanent tooth eruption may be a useful indicator of motor function laterality.

Methods

We conducted a cross-sectional study in schoolchildren aged 6 to 8 years old evaluated in the annual school-based routine dental health examinations conducted by the staff of the primary care centre of an urban district in Barcelona, Spain. We also evaluated hand, foot, eye, and auditory lateralities using a series of simple exercises. Bivariate and multivariate analysis of data was performed.

Results

The study sample included 388 children, 51.3% female, with a mean age of 6.5 years. Right laterality was the predominant side in every variable under study, especially in tooth eruption (310 children; 80%), handedness (349; 89.9%), and footedness (337; 86.8%). In the bivariate analysis, we found a statistically significant association of tooth eruption laterality with handedness and footedness, an of tooth eruption laterality with ocular and auditory lateralities (P<.001). In the multivariate analysis, tooth eruption laterality and foot laterality were independent variables significantly associated with hand laterality. The diagnostic accuracy of tooth eruption laterality and foot laterality in relation to hand laterality as reference, showed a similar sensitivity and positive and negative predictive values, but the specificity of dentition laterality was higher (79% versus 66%).

Conclusions

Laterality in the order of dental eruption is a useful indicator of right or left motor function laterality in developing individuals that may be particularly helpful to determine the main dominance in cases of crossed laterality.

Keywords:
Children
Permanent dentition
Functional laterality
Tooth eruption
Texto completo
Introducción

El término global de trastornos del aprendizaje hace referencia a un abanico de alteraciones en un espectro amplio de áreas, en particular en la escucha, la lectura, la escritura, el cálculo matemático, la coordinación, la memoria y el funcionamiento social1. Estas dificultades pueden manifestarse de manera aislada o en combinaciones variables y pueden ser de leves a graves2,3. El diagnóstico precoz y tratamiento adecuado de problemas de base en niños con trastornos del aprendizaje son imprescindibles para conseguir un buen rendimiento académico4. Aunque la prevalencia estimada de los trastornos de aprendizaje en la infancia varía según la población de estudio y la metodología empleada en la identificación de casos, aproximadamente el 5% de los niños en edad escolar tienen problemas de aprendizaje, habiéndose observado una prevalencia a lo largo de la vida del 9,7% en niños de los Estados Unidos5. La dislexia, que afecta a un espectro complejo de capacidades relacionadas con la lectura y el lenguaje, es el trastorno del aprendizaje más frecuente, diagnosticado en el 80% del total de individuos con estos trastornos6,7.

La etiología de los trastornos del aprendizaje es multifactorial, incluyendo factores genéticos, intrauterinos, perinatales y posnatales, aunque la causa de los trastornos leves de aprendizaje no se identifica en la mitad de los casos8,9. Se teoriza que retrasos del neurodesarrollo que resultan en una lateralidad mal establecida podrían estar involucrados en la aparición de la dislexia10,11. Aunque el papel de la lateralidad de los hemisferios cerebrales es objeto de debate, se ha sugerido que una asimetría cerebral inadecuada podría afectar a las capacidades de aprendizaje normales, independientemente de su asociación con los trastornos del comportamiento12,13. Algunos estudios clínicos han descrito alteraciones de la lateralidad cerebral en niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad14 y hay un interés creciente en la relación entre la lateralidad cruzada (término que hace referencia a aquellos individuos en los que no se observa una dominancia uniforme izquierda o derecha en la lateralidad de mano, ojo, pie y oído) y el desempeño académico15,16. Aunque la evidencia disponible es fragmentaria, en el campo de la educación de utilizan actividades específicas para entrenar y rehabilitar la lateralidad en niños con dislexia del desarrollo y trastornos del aprendizaje17,18.

Por otro lado, se ha descrito la asociación entre la lateralidad en la erupción dental y las dominancias funcionales (ojo, mano y pie) en la literatura19,20, lo que sugiere que los patrones de erupción dental podrían ser indicadores de la lateralidad manual21. Estudios de los patrones de recambio dentario podrían contribuir a la comprensión del proceso de lateralización motora y guiar a los facultativos en la detección precoz de trastornos del aprendizaje asociados a la lateralidad cruzada22. Se llevó a cabo un estudio transversal con objeto de contribuir a la evidencia disponible sobre la posible relación entre el recambio dentario y la lateralidad cruzada contrastando la hipótesis de que el orden de erupción de la dentición permanente puede ser un parámetro fiable para determinar la lateralidad funcional.

MétodosDiseño de estudio y participantes

Estudio transversal para evaluar la posible asociación entre el orden de la erupción dental y la lateralidad motora. Se calculó que una muestra aleatoria de 385 sujetos sería suficiente para obtener un nivel de confianza del 95% y una precisión del 5%, con una proporción esperada de alrededor del 50%. Se incluyó a niños de ambos sexos, de 6 a 8 años, en los que se realizó la revisión oral anual regulada por el equipo del centro de atención primaria de Casc Antic en Barcelona, España, en el curso 2014. Todos los participantes asistían a uno de los 4 colegios educación primaria del sistema de educación pública de Cataluña en el área sanitaria del centro de atención primaria. Se incluyó a escolares sanos, lo que se definió como ausencia de enfermedad aguda o crónica según la anamnesis y sin infección activa en el momento de la revisión que pudiera afectar a los valores estudiados. Se excluyó a niños con discapacidad motora, trastornos de comportamiento o psiquiátricos, enfermedad dental, como infección u odontalgia en el momento de la revisión, y niños no considerados elegibles por el clínico responsable. El estudio fue aprobado por el comité de ética de investigación clínica de la Fundación Instituto Universitario para la Investigación en Atención Primaria de Salud Jordi Gol i Gurina (IDIAPJGol) (código de estudio P09/85, aprobado el 30 de septiembre del 2009) y el comité de ética de la Universitat Internacional de Catalunya (código ORT-ECL-2011-03,NF, aprobado el 23 de junio del 2015). Se obtuvo el consentimiento informado por escrito de los directores de los colegios participantes, la administración del centro de atención primaria y los padres o tutores legales de los escolares.

Protocolo de estudio

Se evaluó el tipo de dentición (primaria o mixta) y el orden de erupción, comparándose ambos lados de las arcadas dentarias. Se definió la lateralidad como la erupción anterior de los incisivos centrales o laterales o los primeros molares definitivos (tanto superiores como inferiores) en la hemiarcada izquierda o derecha. Todas las revisiones orales fueron realizadas por una única investigadora (A.V.). Se evaluó la fiabilidad intraobservador analizando 50 revisiones de niños que no participaron en el estudio, realizándose 2exámenes por niño separados por un mes y encontrándose una concordancia del 100% (índice kappa=1).

Las pruebas de lateralidad motora incluyeron exploraciones de manos, pies, ojos y oídos. La exploración de la lateralidad manual consistió en 8 acciones: lanzar una pelota, coger una pelota del suelo, borrar con una goma, arrugar un papel, lavarse los dientes, cepillarse el pelo, coger un vaso y meter cosas en una caja. La exploración del pie incluyó 4 acciones: chutar un gol, arrastrar una goma por el suelo, sacar una pelota de debajo de una mesa y golpear con el pie. La lateralidad del ojo se evaluó haciendo que los participantes mirasen a través de un agujero en una cuartilla, por un tubo, por el agujero de una llave y por una cerradura. Por último, la lateralidad del oído se exploró haciendo que los participantes escucharan un móvil, diciendo algo bajito, haciendo que se acercasen el oído a una puerta y que se acercaran un reloj al oído. Los datos de la revisión oral y de la evaluación de la lateralidad se recogieron en un formulario desarrollado específicamente para el estudio.

Análisis estadístico

Se expresan las variables categóricas como recuentos y porcentajes, y las continuas como media ± desviación estándar (DE). Las variables categóricas se compararon con la prueba de la χ2 con la corrección de Yates. Se evaluó la asociación entre la lateralidad de la dentición y la lateralidad motora (mano, pie, ojo, oído) mediante tablas de contingencia 2×2. Se ajustó un modelo de regresión logística para analizar el efecto independiente de las variables de estudio en la predominancia de las lateralidades motoras, tomando la mano como variable dependiente. Se calcularon la sensibilidad, la especificidad y los valores predictivos positivo y negativo de la lateralidad de la dentición y la lateralidad del pie como pruebas diagnósticas de la lateralidad de mano. También se analizó la asociación de las lateralidades de la dentición y el pie con base en el sexo. Se consideró una proporción de individuos diestros en la muestra de 0,9. El análisis estadístico se realizó con el software STATGRAPHICS® Plus versión 5.1 (Statpoint Technologies, Warrenton, VA, EE. UU.). Se consideraron p valores <0,05 estadísticamente significativos.

Resultados

La muestra incluyó a 388 escolares, 189 niños y 199 niñas, con una edad media ± DE de 6,5 ± 0,867 años. Como muestra la tabla 1, el lado derecho predominó en todas las variables bajo estudio, y más concretamente, en la erupción dental en 310 escolares (80%), la lateralidad de la mano en 349 (89,9%) y la lateralidad del pie en 337 (86,8%). El análisis bivariante mostró que la lateralidad de la dentición se asociaba de manera estadísticamente significativa con la lateralidad de la mano y la del pie (fig. 1), así como con la lateralidad del ojo y la del oído (fig. 2) (p <0,001). En el análisis multivariante, la lateralidad de la dentición y la del pie actuaron como variables independientes asociadas significativamente con la lateralidad manual, y cruzada dentición-mano era más prevalente en niños que en niñas (9,5 vs. 6,6%). El resultado fue similar para la lateralidad cruzada mano-pie, que también fue más frecuente en los varones (8,9 vs. 1,7% (tabla 2).

Tabla 1.

Lateralidad de la dentición, mano, pie, ojo y oído en 388 niños de 6 a 8 años

  Lateralidad
  Derecha, n (%)  Izquierda, n (%) 
Dentición  310 (80)  78 (20,1) 
Mano  349 (89,9)  39 (10,0) 
Ojo  251 (64,7)  137 (35,3) 
Pie  337 (86,8)  51 (13,1) 
Oído  287 (73,9)  101 (26,0) 
Figura 1.

A) Relación entre la lateralidad de la dentición y la lateralidad de la mano. B) Relación entre la lateralidad de la dentición y la lateralidad del pie (p < 0,001).

(0,21MB).
Figura 2.

A) Relación entre la lateralidad de la dentición y la lateralidad del ojo. B) Relación entre la lateralidad de la dentición y la lateralidad del oído (p < 0.001).

(0,22MB).
Tabla 2.

Resultados del análisis multivariante

Variable  Coeficiente(β)  EE  Waldχ2  Grados de libertad  p valor  Exp(β) 
Lateralidad del ojo  –0,94  0,99  0,98  0,344  0,39 
Lateralidad del pie  2,69  0,84  10,30  0,001  14,78 
Lateralidad del oído  0,17  0,85  0,40  0,842  1,18 
Lateralidad de la dentición  3,38  1,09  9,58  0,002  29,47 

Constante: coeficiente (β): –4,34, EE: 0,84; χ2: 26,54; gl: 1; p 0,000; Exp (β): 0,013.

EE: error estándar.

En el análisis multivariante, la lateralidad de la dentición y la del pie actuaron como variables independientes asociadas significativamente con la lateralidad manual, y en concreto, la lateralidad de la dentición se asoció a un aumento de 29,47 veces en la probabilidad de la lateralidad manual en el mismo lado. La sensibilidad y los valores predictivos positivo y negativo de la lateralidad de la dentición y la lateralidad del pie para el diagnóstico de la lateralidad manual fueron similares, pero la especificidad fue mayor en el caso de la dentición fue mayor (79% vs. 66%) (tabla 3).

Tabla 3.

Precisión de la lateralidad de la dentición y del pie en la predicción de la lateralidad de la mano

  Sensibilidad  Especificidad  Valor predictivo
      Positivo  Negativo 
Lateralidad de la dentición  92%  79%  97,5%  52% 
Lateralidad del pie  95%  66%  96%  59% 

En el análisis de la asociación entre las lateralidades de la dentición y la mano por sexo, se observó que la lateralidad cruzada dentición-mano era más prevalente en niños que en niñas (9,5% vs. 6,6%). El resultado fue similar para la lateralidad cruzada mano-pie, que también fue más frecuente en los varones (8,9% vs. 1,7%).

Discusión

El estudio transversal aquí presentado evaluó la asociación entre la lateralidad en la erupción dental y la lateralidad motora en 388 estudiantes de educación primaria de 6 a 8 años de edad inscritos en 4 colegios en el área de salud del centro de atención primaria de Casc Antic. Aunque la selección de los participantes no fue aleatoria, la inclusión de todos los niños de 6 a 8 años de edad en un distrito escolar urbano refuerza la validez externa de nuestros hallazgos. Además, todas las mediciones fueron realizadas por un único clínico, lo que evita la variabilidad interobservador.

Los resultados del estudio sugieren que la lateralidad de la erupción de la dentición permanente puede considerase un indicador fiable de la lateralidad motora, especialmente la de la mano y la del pie. La lateralidad del pie también se asoció a la de la mano, aunque la correlación con la lateralidad de la dentición fue mejor. Por añadidura, la dominancia en el orden de la erupción dental parece ser el parámetro más apropiado para predecir la lateralidad en niños aparte de la lateralidad manual, ya que la lateralidad de la dentición mostró una especificidad alta, sin diferencias significativas entre los sexos. Estos resultados en un grupo de 388 escolares son consistentes con los hallazgos de un estudio previo en una cohorte de 130 niños realizado con la misma metodología21. El conocimiento del orden de la erupción de la dentición permanente podría ser relevante en la práctica clínica para determinar el lado dominante en niños con lateralidad cruzada, ya que la lateralización se produce alrededor de los 6 años de edad23,24. Por otro lado, se han observado resultados inferiores en la lectura y la escritura en niños con lateralidad cruzada en comparación con niños de la misma edad con lateralidad completa (derecha o izquierda)25,26.

La evidencia sobre la relación del orden de la erupción dental y la lateralidad motora es escasa, y entre las limitaciones de los estudios previos se encuentran la evaluación de la lateralidad en niños de 3 a 5 años, período que podría ser excesivamente precoz para evaluar esta variable, y que el orden de la erupción dental se evaluó de manera indirecta mediante fotografías19 o entrevistas personales con los padres20. Además, el patrón de la erupción de los dientes permanentes se ha evaluado en distintas poblaciones en el marco de revisiones orales rutinarias, pero sin realizarse comparaciones con la lateralidad de mano-pie-ojo-oído. Una encuesta de 2.304 pacientes en Grecia mostró una tendencia a una erupción más temprana de los dientes del maxilar inferior en ambos sexos y una erupción dental más temprana en niñas27. Un estudio transversal en niños y adolescentes españoles encontró una erupción más precoz de los dientes permanentes en las niñas en comparación con los niños28. Esta erupción más temprana en niñas también se ha observado en otros estudios en distintas poblaciones29,30. Así, aunque hay estudios que evalúan los patrones de erupción comparando las arcadas mandibulares y maxilares y ambos sexos, pocos se han centrado en la relación entre la erupción dental y la predominancia lateral motora.

En conclusión, los hallazgos del estudio sugieren que la lateralidad en el orden de erupción dental puede servir como indicador de la lateralidad motora izquierda o derecha en la infancia, lo que podría ser particularmente útil para determinar la lateralidad predominante en casos de lateralidad cruzada. Los pediatras, docentes y padres podrían beneficiarse del conocimiento sobre la asociación entre el orden de erupción dental y la lateralidad de la mano. El período de los 6 a los 8 años es importante en el desarrollo somático de los niños y el orden de la erupción dental podría ser un parámetro simple y accesible para evaluar la lateralidad motora en este período.

Autoría

A. Veloso: concepción y diseño del estudio, recogida, análisis e interpretación de datos, y redacción del manuscrito.

J. R. Corcuera, C. Vázquez, J. López-Giménez y F. Guinot: comentario crítico y aprobación de la versión definitiva del manuscrito.

A. Puigdollers: diseño y coordinación del estudio, comentario crítico y aprobación de la versión definitiva del manuscrito.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
G.R. Lyon.
Learning disabilities.
Future Child., 6 (1996), pp. 54-76
[2]
S.E. Shaywitz.
Dyslexia.
N Engl J Med, 338 (1998), pp. 307-312
[3]
L. Lagae.
Learning disabilities: Definitions, epidemiology, diagnosis, and intervention strategies.
Pediatr Clin North Am., 55 (2008), pp. 1259-1268
[4]
M. Tanwar, B. Lloyd, P. Julies.
Challenging behaviour and learning disabilities: Prevention and interventions for children with learning disabilities whose behaviour challenges: NICE guideline 2015.
Arch Dis Child Educ Pract Ed., 102 (2017), pp. 24-27
[5]
M. Altarac, E. Saroha.
Lifetime prevalence of learning disability among US children.
Pediatrics, 119 (2007), pp. S77-S83
[6]
S.E. Shaywitz, M.D. Escobar, B.A. Shaywitz, J.M. Fletcher, R. Makuch.
Evidence that dyslexia may represent the lower tail of a normal distribution of reading ability.
N Engl J Med., 326 (1992), pp. 145-150
[7]
E.S. Norton, S.D. Beach, J.D. Gabrieli.
Neurobiology of dyslexia.
Curr Opin Neurobiol., 30 (2015), pp. 73-78
[8]
J.M. Fletcher, E.L. Grigorenko.
Neuropsychology of learning disabilities: The past and the future.
J Int Neuropsychol Soc., 23 (2017), pp. 930-940
[9]
N. Becker, M. Vasconcelos, V. Oliveira, F.C.D. Santos, L. Bizarro, R.M.M. Almeida, et al.
Genetic and environmental risk factors for developmental dyslexia in children: Systematic review of the last decade.
Dev Neuropsychol., 42 (2017), pp. 423-445
[10]
S. Illingworth, D.V. Bishop.
Atypical cerebral lateralisation in adults with compensated developmental dyslexia demonstrated using functional transcranial Doppler ultrasound.
Brain Lang., 111 (2009), pp. 61-65
[11]
J.M. Fletcher, R.D. Morris.
Reading, laterality, and the brain: Early contributions on reading disabilities by Sara S. Sparrow.
J Autism Dev Disord., 44 (2014), pp. 250-255
[12]
A. Rodriguez, M. Kaakinen, I. Moilanen, A. Taanila, J.J. McGough, S. Loo, et al.
Mixed-handedness is linked to mental health problems in children and adolescents.
Pediatrics, 125 (2010), pp. e340-e348
[13]
R.E. Steenhuis, M.P. Bryden, D.H. Schroeder.
Gender, laterality, learning difficulties and health problems.
Neuropsychologia., 31 (1993), pp. 1243-1254
[14]
S.M. Mohamed, N.A. Börger, R.H. Geuze, J.J. van der Meere.
Brain lateralization and self-reported symptoms of ADHD in a population sample of adults: A dimensional approach.
Front Psychol., 6 (2015), pp. 1418
[15]
J.H. Nelson, K.E. Welker, C.S. Hobbs.
Left-handedness and crossed laterality in school children.
Mil Med, 147 (1982), pp. 468-470
[16]
M. Ferrero, G. West, M.A. Vadillo.
Is crossed laterality associated with academic achievement and intelligence? A systematic review and meta-analysis.
[17]
M.L. Lorusso, A. Facoetti, D.J. Bakker.
Neuropsychological treatment of dyslexia: Does type of treatment matter?.
J Learn Disabil., 44 (2011), pp. 136-149
[18]
M.L. Lorusso, A. Facoetti, P. Paganoni, M. Pezzani, M. Molteni.
Effects of visual hemisphere-specific stimulation versus reading-focused training in dyslexic children.
Neuropsychol Rehabil., 16 (2006), pp. 194-212
[19]
T. Heikkinen, L. Alvesalo, R.H. Osborne, J. Tienari.
Tooth eruption symmetry in functional lateralities.
Arch Oral Biol., 46 (2001), pp. 609-617
[20]
R. Orbak, U. Sezer, A. Dilsiz, Y. Cicek, Z. Orbak.
The relationship between teething and handedness.
Int J Neurosci., 117 (2007), pp. 401-408
[21]
A. Veloso-Durán, M.C. Vazquez-Salceda, J. López-Giménez, M. Veloso-Durán, A. Puigdollers.
Correlation between permanent tooth eruption pattern and the predominance of the motor function laterality.
Med Oral Patol Oral Cir Bucal., 19 (2014), pp. e473-e477
[22]
S.M. Garn, A.B. Lewis, R.S. Kerewsky.
The meaning of bilateral asymmetry in the permanent dentitis.
Angle Othod., 36 (1966), pp. 55-62
[23]
S. Mihailidis, S.N. Woodroffe, T.E. Hughes, M.R. Bockmann, G.C. Townsend.
Patterns of asymmetry in primary tooth emergence of Australian twins.
Front Oral Biol., 13 (2009), pp. 110-115
[24]
L.E. Tan.
Laterality and motor skills in four-year-olds.
Child Dev., 56 (1985), pp. 119-124
[25]
F.R. Neto, R. Ferrazoli Camargo Xavier, A.P. Marília dos Santos, K. Nunes Amaro, R. Florêncio, L. Schilling Poeta.
Cross-dominance and reading and writing outcomes in school-aged children.
Rev CEFAC, 15 (2013), pp. 864-871
[26]
J.A. Lum, M.T. Ullman, G. Conti-Ramsden.
Procedural learning is impaired in dyslexia: Evidence from a meta-analysis of serial reaction time studies.
Rev Dev Disabil., 34 (2013), pp. 3460-3476
[27]
J.S. Wedl, S. Danias, R. Schmelzle, R.E. Friedrich.
Eruption times of permanent teeth in children and young adolescents in Athens (Greece).
Clin Oral Investig., 9 (2005), pp. 131-134
[28]
M. Bruna del Cojo, N.E. Gallardo López, M.R. Mourelle Martínez, M.J. De Nova García.
Time and sequence of eruption of permanent teeth in Spanish children.
Eur J Paediatr Dent., 14 (2013), pp. 101-103
[29]
J.S. Wedl, V. Schoder, F.A. Blake, R. Schmelzle, R.E. Friedrich.
Eruption times of permanent teeth in teenage boys and girls in Izmir (Turkey).
J Clin Forensic Med., 11 (2004), pp. 299-302
[30]
I. Almonaitiene R1Balciuniene, J. Tutkuviene.
Standards for permanent teeth emergence time and sequence in Lithuanian children, residents of Vilnius city.
Stomatologija., 14 (2012), pp. 93-100
Copyright © 2021. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?