Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta científica
Open Access
Disponible online el 4 de Julio de 2021
Comparación entre la primera y la segunda ola de la pandemia producida por el coronavirus SARS-CoV-2 en urgencias pediátricas de un hospital terciario de Madrid
Comparison between patients attended in the emergency department of a tertiary hospital in Madrid in the first and second wave of coronavirus SARS-COV-2 pandemic
Visitas
...
Irene Martín Espín
Autor para correspondencia
iremespin@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Marta Plata Gallardo, Cristina de Miguel Cáceres, Marta Bueno Barriocanal, María de Ceano-Vivas la Calle
Hospital Universitario La Paz, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Resumen de los datos demográficos y clínicos de los pacientes atendidos en ambas olas
Tabla 2. Resumen de las pruebas complementarias y tratamiento en pacientes sintomáticos en ambas olas
Mostrar másMostrar menos
Texto completo
Sr. Editor:

El abordaje de la enfermedad causada por el SARS-COV-2 (COVID-19) ha ido variando desde el inicio de la pandemia producida por dicho virus.

El desconocimiento inicial sobre los mecanismos de actuación del virus, la ausencia de bibliografía disponible y la gravedad del cuadro en pacientes adultos derivaron en pautas de tratamiento durante la primera ola que han ido cambiando posteriormente a medida que aumentaba el conocimiento de la enfermedad1. En este estudio descriptivo retrospectivo realizado en Urgencias Pediátricas del Hospital Universitario La Paz de Madrid analizamos y comparamos las características de los pacientes y su manejo entre la primera ola (31/03/2020-26/06/2020) y la segunda ola (20/07/2020-30/11/2020).

En la primera ola fueron identificados 74 pacientes positivos para SARS-CoV-22,3 y en la segunda se diagnosticaron 180 pacientes. Los principales datos se exponen en la tabla 1.

Tabla 1.

Resumen de los datos demográficos y clínicos de los pacientes atendidos en ambas olas

  Primera ola (n=74)  Segunda ola (n=180) 
Descriptivos
Edad (meses)  80,5 (RI 228)  57,73 (RI 253)  p=0,511 
Sexo varón  45 (63,5%)  97 (53,9%)  p=0,160 
Patología de base  24 (32,4%)  34 (19,1%)  p<0,05 
Síntomas
No síntomas compatibles  1 (1,4%)  30 (16,7%)  p<0,05 
Fiebre  51 (68,9%)  111 (71,6%)  p=0,675 
Rinorrea  37 (50%)  74 (47,7%)  p=0,749 
Odinofagia  37 (50%)  74 (47,7%)  p=0,253 
Tos  47 (63,5%)  58 (37,4%)  p<0,05 
Vómitos  13 (176%)  22 (14,2%)  p=0,507 
Cefalea  13 (17,6%)  22 (14,2%)  p=0,507 
Diarrea  12 (16,2%)  17 (11%)  p=0,264 
Rechazo tomas  14 (18,9%)  9 (5,8%)  p<0,05 
Dificultad respiratoria  10 (13,5%)  10 (6,5%)  p=0,077 
Mialgias  5 (6,8%)  7 (4,5%)  p=0,477 
Exantema  3 (4,1%)  4 (2,6%)  p=0,845 
Ageusia  2 (2,7%)  0 (0%)  p=0,195 
Anosmia  2 (2,7%)  1 (0,6%)  p=0,51 
Nivel de triaje
4 (5,4%)  p<0,05 
38 (51,4%)  40 (22,2%)  p<0,05 
32 (43,2%)  115 (63,9%)  p<0,05 
25 (13,9%)  p<0,05 
Diagnósticos
Síndrome febril  7 (19,4%)  67 (41,4%)  p<0,05 
Infección respiratoria superior  19 (52,8%)  43 (26,5%)  p<0,05 
Contacto estrecho con COVID-19 en paciente asintomático  30 (18,5%)  p<0,05 
Neumonía  8 (22,2%)  p<0,05 
Ingresos
Ingresos totales  38 (51,4%)  17 (9,4%)  p<0,05 
Ingreso relacionado con COVID  29 (76,3%)  9 (52,9%)  p=0,83 
Ingreso en UCIP  6 (9,5%)  1 (5,6%)  p=0,83 
Reconsultas  17 (23,3%)  11 (6,2%)  p<0,05 
Contactos conocidos
Totales  40 (54,1%)  87 (48,9%)  p=0,45 
Intrafamiliar  97,1%  93,6%  p=0,43 
Escolar  1,3%  p=0,5 

La mediana de edad de la totalidad de pacientes fue de 62,7 meses (RI: 254), el 56,7% fueron varones. No hubo diferencias significativas en la edad y sexo entre las olas.

Inicialmente, todos los pacientes fueron identificados como positivos mediante técnica PCR, dado que era la única disponible2,3.

Durante la segunda ola, con la aparición de los test de antígeno se identificaron 40 positivos (22,2%).

En la primera ola únicamente se realizó PCR de SARS-CoV-2 a pacientes que requerían ingreso o que tenían síntomas y patología de base2,3. En la segunda ola se realizaron test diagnósticos a todos los pacientes con clínica compatible, a los que ingresaron y a niños asintomáticos con algún conviviente positivo. Esto se refleja en que el porcentaje de pacientes con patología de base fue mayor durante la primera ola2,3. Además, el porcentaje de asintomáticos diagnosticados en la primera ola fue significativamente menor que en la segunda.

El nivel de triaje fue mayor en la primera ola (siendo el más frecuente el nivel3), versus nivel4 de triaje durante la segunda ola2,3.

En cuanto a los síntomas, se objetivaron diferencias estadísticamente significativas entre las dos olas en los síntomas de tos y rechazo de las tomas, más frecuentes ambos en la primera ola3. En la segunda ola destaca el aumento significativo de diagnósticos en pacientes sin síntomas sugestivos de COVID-19.

Los diagnósticos más frecuentes en ambas olas fueron infección aguda de vías respiratorias superiores y síndrome febril sin foco2,3. En la primera ola se diagnosticaron 8 neumonías y ninguna en la segunda ola. En la primera ola se realizaba radiografía a la mayoría de los pacientes extrapolando el algoritmo de manejo de los pacientes adultos. En la segunda ola, tras ir adquiriendo cierta experiencia y viendo que las neumonías eran muy infrecuentes en niños se dejó de hacer dicha prueba. Probablemente en la primera ola se sobreestimara el porcentaje de neumonías considerando infiltrados leves como posibles focos neumónicos. Se revisó si los pacientes reconsultaron en urgencias en las 72 horas posteriores a la consulta inicial para descartar la presencia de complicaciones secundarias a la infección, entre ellas neumonías.

El número de ingresos y la duración de los mismos fue significativamente menor en el segundo período (primera ola mediana de 4días con RI: 29días; segunda ola mediana 2días con RI: 7)2,3.

No hubo diferencias en la necesidad de ingreso en Cuidados Intensivos.

Hemos analizado por separado el abordaje de los pacientes sintomáticos con infección confirmada en ambas olas. Durante la primera ola el manejo fue más invasivo, realizándose analítica sanguínea y radiografía de tórax en un número significativamente mayor. En ningún caso se realizó TAC torácica (tabla 2).

Tabla 2.

Resumen de las pruebas complementarias y tratamiento en pacientes sintomáticos en ambas olas

  Pacientes sintomáticos en 1.a ola (n=73)  Pacientes sintomáticos en 2.a ola (n=150) 
Pruebas complementarias
Analítica  56 (76,7%)  30 (20%)  p<0,05 
Radiografía de tórax  50 (68,5%)  10 (6,7%)  p<0,05 
TAC torácica   
Tratamiento
Antibioterapia  24 (32,9%)  2 (1,3%)  p<0,05 
Corticoides  4 (5,5%)  7 (4,7%)  p=
Hidroxicloroquina  33 (45,2%)  p<0,05 
LPV/RTV  2 (2,7%)  p=
Tozilizumab  2 (2,7%)  p=
Remdesivir  3 (3,5%)  p=
Oxigenoterapia  14 (19,2%)  1 (0,7%)  p<0,05 

En cuanto al tratamiento, se observan marcadas diferencias entre las dos olas2,3. El empleo de antibioterapia fue mayor durante la primera ola2,3. En relación con otros tratamientos utilizados durante la primera ola (hidroxicloroquina, antivirales, tocilizumab), ninguno se utilizó en la segunda, destacando la hidroxicloroquina, que se utilizó en el 44,6% de los pacientes en la primera ola2,3. También fue menor el uso de oxigenoterapia (tabla 2).

El desconocimiento y el miedo a la posible gravedad de la infección en niños conllevó mayor número de reconsultas durante la primera ola, siendo esta diferencia estadísticamente significativa.

Alrededor del 50% de los pacientes identificaron algún contacto estrecho, siendo el principal foco de contagio el entorno familiar. Destaca que, a pesar de que en la segunda ola se encontraban los centros escolares en funcionamiento, apenas se identificaron casos de contagios en los mismos.

Como conclusiones de nuestro estudio nos gustaría destacar que el colapso sanitario sufrido durante la primera ola en Madrid produjo un infradiagnóstico de la infección por SARS CoV-2 en niños, dado que únicamente se realizaban pruebas diagnósticas en pacientes con patología de base o que precisaban ingreso. Esto se refleja en las características de los pacientes diagnosticados en ambas olas, observando en la primera ola mayor número de pacientes con patología de base, un nivel de triaje de mayor prioridad y mayor número de ingresos.

Además, el desconocimiento inicial de esta patología influyó en un abordaje más invasivo a nivel de pruebas diagnósticas, ingresos, tratamientos y reconsultas durante la primera ola.

A pesar de que durante la segunda ola los centros educativos permanecieron abiertos, se observa que la mayoría de contactos fueron intrafamiliares.

Bibliografía
[1]
Calvo Rey C, García López-Hortelano M, de Carlos Vicente JC, Vázquez Martínez JL. Grupo de trabajo de la Asociación Española de Pediatría para el brote de infección por Coronavirus, colaboradores con el Ministerio de Sanidad. DOI: 10.1016/j.anpedi.2020.02.001.
[2]
M.A. Molina Gutiérrez, J.A. Ruiz Domínguez, M. Bueno Barriocanal, B. de Miguel Lavisier, R. López López, J. Martín Sánchez, et al.
Impacto de la pandemia COVID-19 en urgencias: primeros hallazgos en un hospital de Madrid.
An Pediatr (Barc)., 93 (2020), pp. 313-322
[3]
M. De Ceano-Vivas, I. Martín Espín, T. del Rosal Rabes, M. Bueno Barriocanal, M. Plata Gallardo, J.A. Ruiz Domínguez, et al.
SARS-CoV-2 infection in ambulatory and hospitalised Spanish children.
Arch Dis Child., 105 (2020), pp. 808-809

El trabajo ha sido presentado a la XXV Reunión Anual de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP). Donostia, 3-6 de marzo de 2021.

Copyright © 2021. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?