Información de la revista
Vol. 97. Núm. 6.
Páginas 431-432 (Diciembre 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 97. Núm. 6.
Páginas 431-432 (Diciembre 2022)
Imágenes en pediatría
Open Access
Cefalea trigémino-autonómica secundaria pediátrica: la rareza existe
Paediatric secondary trigeminal autonomic cephalalgia: while rare, it exists
Visitas
...
Maria Inês Linharesa,
Autor para correspondencia
inesrclinhares@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Joana Amarala, Rui Pedro Paisb, Filipe Palavraa,c
a Unidad de Neuropediatría, Centro de Desarrollo Infantil, Hospital Pediátrico, Centro Hospitalar e Universitário de Coimbra, Coimbra, Portugal
b Unidad de Neuroimagen, Servicio de Imagen Médica, Centro Hospitalar e Universitário de Coimbra, Coimbra, Portugal
c Instituto de Investigação Clínica e Biomédica de Coimbra (iCBR), Facultad de Medicina, Universidade de Coimbra, Coimbra, Portugal
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Las cefaleas trigémino-autonómicas (CTA) son un grupo de cefaleas primarias infrecuentes caracterizadas por dolor unilateral localizado en la región inervada por el trigémino, asociado a síntomas autonómicos craneales homolaterales destacados, de acuerdo con la definición de la Clasificación Internacional de las Cefaleas.1 La CTA se ha descrito muy raramente en la población pediátrica, y la falta de conocimiento al respecto puede llevar a un diagnóstico erróneo y a retraso en el tratamiento. Con mucha menor frecuencia, una lesión subyacente puede causar síntomas de CTA, algo que no se diferencia con facilidad y cuyo reconocimiento resulta de vital importancia, ya que puede afectar el tratamiento y la evolución del paciente.2,3 En este artículo presentamos dos casos en dos varones de seis y ocho años, ambos con neurofibromatosis tipo 1 (NF1), que empezaron a sufrir cefaleas unilaterales recurrentes de corta duración asociadas a manifestaciones autonómicas homolaterales, tales como inyección conjuntival, lagrimeo, ptosis y rinorrea (fig. 1). En ambos casos, la resonancia magnética realzada con contraste evidenció la presencia de gliomas pontinomedulares de bajo grado (figs. 2 y 3). El primer caso respondió favorablemente al tratamiento con indometacina, lo que en combinación con la corta duración de los ataques (< 30 minutos) llevó al diagnóstico presuntivo de hemicránea paroxística crónica sintomática. En el segundo caso, con ataques de cefalea en racimos de unas dos o tres horas de duración que ocurrían desde una vez cada par de días hasta ocho veces al día, el paciente fue tratado con quimioterapia, radioterapia y resección quirúrgica, con evolución favorable. Estos dos casos demuestran que, aunque es extremadamente infrecuente, una presentación clínica «clásica» no descarta la presencia de un trastorno causal subyacente. En términos prácticos, ya se conocía la asociación de lesiones ocupantes de espacio en la región hipotalámico-hipofisaria con las CTA, pero los casos presentados subrayan la importancia que puede tener el núcleo/sistema vascular trigémino en la fisiopatología de estas entidades.4 La comprensión e interpretación de los mecanismos subyacentes requiere conocimientos de neuroanatomía, y se ha de realizar sistemáticamente una evaluación incluyendo neuroimagen a cualquier paciente diagnosticado de NF1 que presente síntomas indicativos de CTA.

Figura 1.

Rasgos autonómicos craneales prominentes (ptosis, inyección conjuntival, lagrimeo y rinorrea), lateralizados y homolaterales a la cefalea.

(0,06MB).
Figura 2.

Resonancia magnética craneal que muestra un glioma pontinomedular de bajo grado en el lado derecho (flecha) afectando al núcleo sensorial del nervio trigémino (caso 1). A: coronal T2; B: sagital T2.

(0,1MB).
Figura 3.

Resonancia magnética con contraste que muestra un glioma pontinomedular de bajo grado en el lado izquierdo (flecha) afectando al núcleo sensorial del nervio trigémino, sin y con contraste con gadolinio (caso 2). A: coronal T2; B: Axial T2-FLAIR; C: sagital T1 post-gadolinio.

(0,09MB).
Bibliografía
[1]
Headache Classification Committee of the International Headache Society (IHS). The International Classification of Headache Disorders, 3rd edition.
Cephalalgia., 38 (2018), pp. 1-211
[2]
A. Ghosh, E. Silva, M.J. Burish.
Pediatric-onset trigeminal autonomic cephalalgias: A systematic review and meta-analysis.
Cephalalgia., 41 (2021), pp. 1382-1395
[3]
I.F. de Coo, L.A. Wilbrink, J. Haan.
Symptomatic Trigeminal Autonomic Cephalalgias.
Curr Pain Headache Rep., 19 (2015), pp. 39
[4]
I. Favier, J.A. van Vliet, K.I. Roon, R.J.W. Witteveen, J.J.G.M. Verschuuren, M.D. Ferari, et al.
Trigeminal Autonomic Cephalgias Due to Structural Lesions: a Review of 31 Cases.
Arch Neurol., 64 (2007), pp. 25-31
Copyright © 2022. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?