Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 82. Núm. 5.
Páginas e193-e268 Páginas 289-374 (Mayo 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 82. Núm. 5.
Páginas e193-e268 Páginas 289-374 (Mayo 2015)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.anpedi.2014.07.019
Acceso a texto completo
Análisis de las coinfecciones detectadas entre los subtipos del virus respiratorio sincitial y otros virus respiratorios
Analysis of coinfections detected among respiratory syncytial virus subtypes and other respiratory viruses
Visitas
1602
J. Reinaa,
Autor para correspondencia
jorge.reina@ssib.es

Autor para correspondencia.
, F. Ferrésb, R. Rubioa, E. Rojo-Molineroa
a Unidad de Virología, Servicio de Microbiología, Hospital Universitario Son Espases, Palma de Mallorca, España
b Unidad de Urgencias, Servicio de Pediatría, Hospital Universitario Son Espases, Palma de Mallorca, España
Este artículo ha recibido
1602
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Coinfecciones asociadas al virus respiratorio sincitial A y B
Texto completo
Sr. Editor:

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) de etiología viral se presentan en la poblacional general, aunque predominan en la edad pediátrica. Las causadas por el virus respiratorio sincitial (VRS) y los virus gripales se presentan preferentemente en brotes epidémicos invernales1.

Las manifestaciones clínicas de estas enfermedades son comunes en la mayoría de los virus causantes, solo el diagnóstico de laboratorio permite conocer con seguridad el verdadero causante del cuadro respiratorio.

La utilización de técnicas de amplificación molecular en las muestras respiratorias ha permitido no solo establecer la etiología viral de muchas de ellas, sino además comprobar que en un porcentaje no despreciable están causadas por más de un virus, es decir son infecciones mixtas o coinfecciones2.

Dado que el VRS es el principal implicado en las IRA de los menores de 2 años, hemos analizado el patrón de presentación virológico de este tipo de infecciones.

Durante el período febrero 2013-febrero 2014 se ha estudiado la presencia de diferentes virus en los pacientes menores de 2 años con sospecha de IRA, tanto de vías altas como bajas, que acudían a urgencias (Palma de Mallorca). La detección de los virus respiratorios en los aspirados nasofaríngeos se realizó mediante una RT-PCR múltiple comercial (Amyplex® RV16, Seegen, Corea) que detecta de forma simultánea y diferencial 16 virus distintos.

En el estudio se han detectado 383 casos de IRA causados por el VRS, de ellos 287 (74,9%) fueron identificados como VRS-A y 96 (24,1%) como VRS-B. El VRS-A fue detectado como virus único en 170 (59,2%) casos y en infección mixta en 117 (40,8%); mientras que el VRS-B lo fue en el 71,8 y 28,2%, respectivamente (tabla 1).

Tabla 1.

Coinfecciones asociadas al virus respiratorio sincitial A y B

  VRS-Aa  VRS-B  Total (%) 
Aislamiento único  170  69  239 (62,4) 
Dos virus:  106  25  131 (34,2) 
Rinovirus  44  14   
Adenovirus  18   
Gripe B  13   
Gripe A   
Coronavirus   
Bocavirus   
Enterovirus   
VRS-B   
Parainfluenza 3   
Metapneumovirus   
Tres virus:  11 (2,8) 
Adenovirus+rinovirus   
Enterovirus+rinovirus   
Adenovirus+bocavirus   
Gripe A+rinovirus   
Adenovirus+metapneumovirus   
Rinovirus+coronavirus   
Gripe B+coronavirus   
Cuatro virus:  2 (0,5) 
Gripe A+bocavirus+metapneumovirus   
Gripe A+bocavirus+rinovirus   
a

Número de casos.

De los 158 virus coinfectantes, el rinovirus representó el 42,4%, el adenovirus 18,9% y los virus gripales A y B el 15,1%. El 9,4% de las infecciones por VRS-A estaban ocasionadas por 3 virus o más, mientras que esta situación representó el 7,4% en el VRS-B. En 3 pacientes se pudo detectar una infección mixta causada por el VRS-A y el VRS-B.

La utilización de técnicas moleculares ha cambiado el patrón virológico de las IRA pediátricas2. En los brotes de bronquiolitis por VRS, generalmente cocirculan ambos subtipos virales A y B3,4. Su participación etiológica varía en función de la población y la zona geográfica. Así en Malasia4 el VRS-A solo representa el 16,4% de los casos frente al 83,6% del VRS-B. Aunque en la mayoría de estudios es el VRS-A (60-70%) el que predomina en cada temporada epidémica5–7. En nuestro primer año de caracterización viral, el VRS-A ha representado el 74,9% de los casos, porcentaje parecido a los comunicados en estudios previos3,5.

El rinovirus ha sido, en ambos subtipos, el virus coinfectante más frecuentemente detectado (42,4%). Este virus circula prácticamente durante todo el año, aunque muestra una mayor prevalencia en los meses invernales8. Los virus gripales se habían descrito como los principales coinfectantes con el VRS, ya que ambos circulan epidémicamente en el mismo período de tiempo5,6. En este estudio han representado tan solo el 15,1%, aunque en un estudio previo, que incluía adultos, se detectó un 32,5% de coinfección del VRS con los virus gripales9.

A pesar de que el número de casos de VRS-B no es muy elevado, se ha observado como este subtipo tiene tendencia a producir infecciones como virus único; así solo el 28,2% de sus infecciones eran de tipo mixto.

Harada et al.7 han comunicado que el 18% de las infecciones por VRS son mixtas, siendo el rinovirus y adenovirus los principales virus implicados. Estos autores demuestran que las coinfecciones virales no comportan una mayor gravedad o severidad del proceso respiratorio y que tan solo representan el patrón ecológico viral que predomina en una determinada época anual. Apoyando esta hipótesis se ha visto que las infecciones respiratorias mixtas disminuyen durante los meses del verano5,8.Se han detectado 3 casos de coinfección entre los subtipos A y B del VRS (1,8% de las coinfecciones). Los pacientes presentaron un cuadro de bronquiolitis no grave que no requirió ingreso hospitalario. Aunque Kouni et al.6 han comunicado un 27,2% de este tipo de coinfecciones, en la mayoría de estudios este tipo de asociación no se detecta o representa un porcentaje muy bajo (1-2%)3,4.

Alrededor del 35% de las infecciones por VRS se presentan como coinfecciones víricas. Es importante conocer este patrón para poder valorar la evolución y el pronóstico de estas infecciones.

Bibliografía
[1]
J.L. Waner.
Mixed viral infections: Detection and management.
Clin Microbiol Rev, 7 (1994), pp. 143-151
[2]
C.H. Cho, B. Chulten, C.K. Lee, M.H. Nam, S.Y. Yoon, C.S. Lim, et al.
Evaluation of a novel real-time RT-PCR using TOCE technology compared with culture and Seeplex RV15 for simultaneous detection of respiratory viruses.
J Clin Virol, 57 (2013), pp. 338-342
[3]
H.S. Jafri, X. Wu, D. Makari, K.J. Henrickson.
Distribution of Respiratory Syncytial Virus subtypes A and B among infants presenting to the emergency department with lower respiratory tract infection or apnea.
Pediatr Infect Dis J, 32 (2013), pp. 335-340
[4]
M.R. Etemadi, Z. Sekawi, N. Othman, M.S. Lye, F.Y. Moghabdam.
Circulation of human respiratory syncytial virus strains among hospitalized children with acute lower respiratory infection in Malaysia.
Evol Bioinform Online, 9 (2013), pp. 151-161
[5]
M. Debiaggi, F. Canducci, E.R. Ceresola, M. Clementi.
The role of infections and coinfections with newly identified and emerging respiratory viruses in children.
[6]
S. Kouni, P. Karakitsos, A. Chranioti, M. Theodoridou, G. Chrousos, A. Michos.
Evaluation of viral co-infections in hospitalized and non-hospitalized children with respiratory infections using microarrays.
Clin Microbiol Infect, 19 (2013), pp. 772-777
[7]
Y. Harada, F. Kinoshita, L.M. Yoshida, L.N. Minh, M. Suzuki, K. Morimoto, et al.
Does respiratory virus coinfection increases the clinical severity of acute respiratory infection among children infected with Respiratory Syncytial Virus?.
Pediatr Infect Dis J, 32 (2013), pp. 441-445
[8]
S.E. Jacobs, D.M. Lamson, K. St. George, T.J. Walsh.
Human rhinoviruses.
Clin Microbiol Rev, 26 (2013), pp. 135-162
[9]
J. Reina, C. López, C. Morales, M. Busquets.
Análisis de las coinfecciones detectadas entre los virus gripales A y B y otros virus respiratorios, 2012-2013.
Enferm Infecc Microbiol Clin, (2014),
Copyright © 2014. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.