Anales de Pediatría Anales de Pediatría
An Pediatr 2017;86:355-6 - Vol. 86 Núm.6 DOI: 10.1016/j.anpedi.2015.12.006
Imágenes en pediatría
Lactante con tortícolis adquirida: cavernoma gigante cerebeloso
Post-natally acquired torticollis: Giant cavernous cerebellum
José Antonio Alonso Cadenas, , Beatriz Corredor Andrés, María José Martín Díaz, Mercedes de la Torre Espí
Servicio de Urgencias, Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Madrid, España

Se presenta el caso de una lactante de 18 meses de edad que consulta en urgencias por tortícolis. Los padres refieren que apareció a los 4 meses de vida, con intensidad fluctuante, y aparente mejoría después de algunas sesiones de fisioterapia inicialmente, pero empeoramiento progresivo en el último mes. No había antecedente traumático o infeccioso ni ninguna enfermedad de interés. El desarrollo psicomotor era normal. En el examen físico, destacaba una inclinación fija de la cabeza hacia el lado derecho sin otros signos de focalidad neurológica. Se solicitó una resonancia magnética craneal, encontrando una masa multiquística con restos hemorrágicos en el hemisferio cerebeloso izquierdo compatible con un cavernoma gigante (fig. 1). Se intervino quirúrgicamente, pudiendo extirparse la lesión completamente al estar encapsulada. No apareció ninguna complicación ni secuela posquirúrgica, y la tortícolis se resolvió.

Figura 1.
(0.07MB).

Cavernoma gigante cerebeloso.

La tortícolis1,2 tiene una etiología diversa y, aunque suele ser benigna, algunos factores de riesgo advierten de la probable existencia de enfermedades subyacentes: lactantes con tortícolis adquirido, dolor intenso que interfiere con la actividad habitual, fiebre, alteraciones neurológicas, cefalea o vómitos.

Los cavernomas3 son malformaciones vasculares del sistema nervioso central, poco frecuentes en los niños, localizados en la región infratentorial en el 20% de los casos. Las manifestaciones clínicas dependen de su localización; si están en la fosa posterior pueden provocar alteración de pares craneales, ataxia o tortícolis, como en este niño. La resonancia magnética es el estudio de elección. El tratamiento depende de la localización, del tamaño y de la clínica (conservador o quirúrgico).

Agradecimientos

A la Dra. Martín y a la Dra. de la Torre por la colaboración en este artículo.

Bibliografía
1
K.K. Tomczak,N.P. Rosman
Torticollis
J Child Neurol, 28 (2013), pp. 365-378 http://dx.doi.org/10.1177/0883073812469294
2
H. Per,M. Canpolat,A. Tümtürk,H. Gumus,A. Gokoglu,A. Yikilmaz
Different etiologies of acquired torticollis in childhood
Childs Nerv Syst, 30 (2014), pp. 431-440 http://dx.doi.org/10.1007/s00381-013-2302-6
3
E. Jurkiewicz,K. Marcinska,K. Malczyk,W. Grajkowska,P. Dasziewicz,M. Roszkowski
Giant cerebellar cavernous malformation in 4-month-old boy. Case report and review of the literature
Neurol Neurochir Pol, 47 (2013), pp. 596-600

( ! ) Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/html/includes_ws/librerias/html/item.php on line 1196
Call Stack
#TimeMemoryFunctionLocation
10.0002243824{main}( ).../index.php:0
20.80113483512include( '/var/www/html/includes_ws/plantilla/template.php' ).../index.php:60
30.80473518144include( '/var/www/html/includes_ws/contenidos/item.php' ).../template.php:20
40.87273524960getAutorCorrespondenciaHTML( ).../item.php:160
Copyright © 2015. Asociación Española de Pediatría
An Pediatr 2017;86:355-6 - Vol. 86 Núm.6 DOI: 10.1016/j.anpedi.2015.12.006
X
Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.