Anales de Pediatría Anales de Pediatría
An Pediatr (Barc) 2017;87:359-61 - Vol. 87 Núm.6 DOI: 10.1016/j.anpedi.2016.10.007
Imágenes en pediatría
Aneurisma del ductus arterioso: diagnóstico prenatal y evolución
Ductus arteriosus aneurysm: Prenatal diagnosis and outcome
Esteban Peiró Molina, , Antonio Sánchez Andrés, José Ignacio Carrasco Moreno
Servicio de Cardiología Pediátrica, Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Valencia, España

Presentamos el caso de un feto, remitido a las 39 semanas de gestación, para valoración por hallazgo prenatal de dilatación del ductus arterioso (fig. 1). Tras el nacimiento, se observó aneurisma ductal con cortocircuito de 5mm, y zona aneurismática en porción proximal de hasta 10mm (fig. 2). El paciente presentó un curso asintomático y la ecocardiografía al 5.° día de vida evidenció cierre completo del ductus.

Figura 1.
(0.17MB).

Ecocardiografía prenatal. Imagen 2D. Planos modificados. La flecha representa el aneurisma ductal. A) Tronco pulmonar y su conexión con el ductus aneurismático. B) Medida transversal de ADA (10 mm). C) Conexión del ductus aneurismático con la aorta torácica (5 mm).

AoT: aorta torácica; APD: arteria pulmonar derecha; API: arteria pulmonar izquierda; TP: tronco pulmonar.

Figura 2.
(0.2MB).

Ecocardiografía al nacimiento. La flecha representa el ADA. A) Imagen 2D eje paraesternal corto. Se observa inserción del ductus aneurismático (10 mm) en la arteria pulmonar izquierda (línea discontinua), con tronco pulmonar ligeramente dilatado. B) Doppler color. Flujo ductal (5 mm) a nivel de la conexión con RPI (línea discontinua). C) Doppler color. Plano supraesternal. AoT y AoD, y relación con el ADA.

AoD: aorta descendente; AoT: aorta transversa; APD: arteria pulmonar derecha; API: arteria pulmonar izquierda; TP: tronco pulmonar.

El aneurisma del ductus arterioso (ADA) es una dilatación del conducto arterioso por encima del percentil 95 para la edad gestacional1. Su incidencia varía entre el 1,51 y el 8%2 de los embarazos. Se ha asociado a complicaciones como trombosis, disección y rotura, compresión de estructuras adyacentes, y muerte súbita; también se ha relacionado con anomalías genéticas (trisomía 21, 13, síndrome de Smith-Lemli-Opitz) y colagenopatías (Marfán, Ehlers-Danlos, Larsen).

El diagnóstico prenatal suele realizarse en el último trimestre de gestación, el curso es benigno, y el 70% cierra en los primeros días de vida, siendo necesario su seguimiento clínico y ecocardiográfico para descartar necesidad de tratamiento, y posibles complicaciones3.

Bibliografía
1
U. Dyamenahalli,J.F. Smallhorn,T. Geva,J.C. Fouron,P. Cairns,L. Jutras
Isolated ductus arteriosus aneurysm in the fetus and infant: A multi-institutional experience
J Am Coll Cardiol, 36 (2000), pp. 262-269
2
S.L. Jan,B. Hwang,Y.C. Fu,J.W. Chai,C.S. Chi
Isolated neonatal ductus arteriosus aneurysm
J Am Coll Cardiol, 39 (2002), pp. 342-347
3
M. Suzue,K. Mori,Y. Hayabuchi
Congenital ductus arteriosus aneurysm
J Echocardiogr, 10 (2012), pp. 112-114 http://dx.doi.org/10.1007/s12574-012-0137-x
Autor para correspondencia. (Esteban Peiró Molina estebanpeiromolina@gmail.com)
Copyright © 2016. Asociación Española de Pediatría
An Pediatr (Barc) 2017;87:359-61 - Vol. 87 Núm.6 DOI: 10.1016/j.anpedi.2016.10.007
X
Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.