Publique en esta revista
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta científica
DOI: 10.1016/j.anpedi.2018.07.002
Una complicación digestiva de la infección por Mycoplasma a tener en cuenta
A gastrointestinal complication of Mycoplasma infection to take into account
Visitas
166
Eva Carvajal Rocaa,b, Rosa Fornes Vivasa,b,
Autor para correspondencia
rfornes@comv.es

Autor para correspondencia.
, Marisa Tronchoni Beldaa
a Departamento de Pediatría, Hospital Casa de Salud, Valencia, España
b Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, Valencia, España
Este artículo ha recibido
166
Visitas
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Tabla 1. Analíticas realizadas en nuestro centro a la paciente en el proceso agudo
Tabla 2. Estudios microbiológicos realizados a la paciente durante el proceso agudo
Mostrar másMostrar menos
Sr. Editor:
Texto Completo

Presentamos un caso de gastroenteropatía pierde proteínas (GEPP) en el curso de una infección por Mycoplasma cuyo interés radica tanto en lo inusual de dicha enfermedad en la infancia como en el hecho de no haber casos descritos en la literatura producidos por dicho agente etiológico.

Niña de 3 años acude a urgencias por vómitos repetidos desde hace 5 días, deposiciones blandas y decaimiento los últimos 3 días. Refiere pico febril (38°C) el día previo al ingreso y diuresis adecuada.

Antecedentes: perinatales sin interés clínico. Lactancia artificial. Beikost sin intolerancias. Inmunización correcta (no rotavirus). Padre con talasemia minor.

Exploración al ingreso: peso: 14,3kg, T.ª: 36,8°C. Regular estado general, algo decaída. Nutrición e hidratación adecuada. No exantemas ni petequias. Orofaringe normal. Tonos cardíacos rítmicos, sin soplos. Buena ventilación pulmonar con tos escasa. Abdomen blando, no doloroso, sin masas ni megalias. Consciente y orientada, no signos meníngeos ni focalidad neurológica.

Analítica al ingreso: hemograma normal y alcalosis mixta con hiponatremia e hipocloremia (tabla 1). Se decide ingreso para rehidratación intravenosa (iv) con diagnóstico de gastroenteritis.

Tabla 1.

Analíticas realizadas en nuestro centro a la paciente en el proceso agudo

  Día 1.° del ingreso  Día 3.° del ingreso  Día 6.° del ingreso 
Leucocitos  12.000mg/l  7.200mg/l  8.000mg/l 
Hemoglobina  14g/dl  10g/dl  10g/dl 
Plaquetas  389.000mg/l  271.000mg/l  459.000mg/l 
pH  7,5  7,4  — 
CO2  20mmHg  44,1mmHg  — 
O2  58mmHg  40,8mmHg  — 
Na  120mEq/l  131mEq/l  137mEq/l 
6mEq/l  3,13mEq/l  4,44mEq/l 
Cl  83mEq/l  95mEq/l  102mEq/l 
EB  −4mmol/l  −2mmol/l  — 
Calcio  —  7,1mg/dl  9,3mg/dl 
Proteínas totales  —  3g/dl  5g/dl 
Albumina  —  1,68g/dl  2,71g/dl 
Alfa-1-antitripsina en heces  —  2,27mg/g heces  0,18mg/g heces 

Se ingresa con fluidoterapia estándar. Ante la leve mejoría de la hiponatremia con oliguria, rechazo de ingesta y decaimiento, se revalora deshidratación aportando déficit y solicitando gasometrías seriadas. Persiste hiponatremia, a pesar de ceder vómitos y administrar aportes adecuados de sodio iv. Al segundo día manifiesta catarro y distensión abdominal y al tercer día aparecen edemas periféricos sobre todo palpebrales con tos continua, disfonía y mayor distensión abdominal. Se amplía estudio analítico objetivando hipoproteinemia con hipoalbuminemia, hiponatremia, hipourinemia con creatinemia y cloremia normales (tabla 1). Labstix negativo.

Ecografía abdominal detecta solo líquido libre en pelvis. Ante la sospecha de GEPP se procede a control estricto del balance de líquidos, cuantificación de alfa-1-antitripsina en heces 3 días consecutivos, y se solicita endoscopia digestiva alta. Se instaura dieta hiperproteica seca, aportes hídricos según balance e inhibidor de la bomba protones iv. Se completa estudio con serología evidenciando positividad a Mycoplasma con aumento de títulos de IGM realizado 24h antes del ingreso con respecto al control realizado al 4.° día del ingreso, no pudiéndose realizar la PCR específica por falta de muestra (tabla 2).

Tabla 2.

Estudios microbiológicos realizados a la paciente durante el proceso agudo

  24h antes del ingreso  Al 4.° día del ingreso 
Citomegalovirus (IgM/IgG)  Negativa  Negativo 
Mycoplasma pneumoniae (IgM/IgG)  IgM 10U/ml (0-14)
IgG negativo (0-25) 
IgM 23U/ml (0-14)
IgG negativo (0-25) 
Toxoplasma (IgM/IgG)  Negativo  Negativo 
Mycoplasma tuberculosis (IgM/IgG)  No solicitado  Negativo 
Epstein-Barr (IgM/IgG)  Negativo  Negativo 
Ag Helicobacter pylori heces  No solicitado  Negativo 
PCR Mycoplasma y enterovirus  No solicitado  Falta muestra 

La cuantificación de alfa-1-antitripsina aparece elevada (2,27mg/g) confirmando la sospecha diagnóstica de GEPP, siendo el único agente etiológico hallado la infección por Mycoplasma, por lo que se inicia tratamiento con azitromicina, estando pendiente de realizar la endoscopia programada en el 5.° día del ingreso.

Al 5.° día inicia mejoría clínica evidente con desaparición de edemas y presentando balances negativos con aumento paulatino de proteínas sanguíneas en las analíticas seriadas, no realizándose la endoscopia por la mejoría clínica evidente.

El género Mycoplasma representa los microorganismos autorreplicativos más pequeños descritos, responsable de diversas infecciones. El M. pneumoniae es reconocido como causa de neumonía atípica afectando niños y adultos de forma endémica. Relacionado con otras enfermedades, como pleuropericarditis, pleuritis, artritis reactivas, vasculitis de predominio cutáneo, urticaria a frigore, meningitis linfocitarias, encefalitis diseminada, síndrome de Guillain-Barré, pupila tónica de Adie y de forma poco frecuente y en adultos GEPP1.

El término GEPP incluye enfermedades poco frecuentes, que tienen en común una excesiva pérdida de proteínas por el tubo digestivo provocando una hipoproteinemia que puede acompañarse de edemas, ascitis, derrame pleural y pericárdico.

Las principales enfermedades que lo producen son parasitosis, amiloidosis, yeyunoileítis ulcerativa, linfoma intestinal, sobrecrecimiento bacteriano, enfermedad celíaca, enfermedad de Whipple, linfangiectasia, amiloidosis, enfermedad de Crohn, enfermedad de Ménétrier, gastritis eosinófila, gastritis erosiva, cáncer de estómago, linfoma, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y cáncer de colon.

Se caracteriza por hipertrofia de pliegues gástricos del fundus y cuerpo, hipersecreción de la mucosa, pérdida de proteínas e hipoclorhidria1. Etiología desconocida planteándose hipótesis infecciosas, autoinmunes, hormonales y genéticas, asociándose a mayor riesgo de cáncer gástrico (10-15%)2,3.

En la infancia es raro, afectando a menores de 6 años con evolución benigna, inicio brusco y presencia constante de edema1. En la mayoría de los casos publicados se considera citomegalovirus (CMV) al agente etiológico más probable, siendo posible también Helicobacter pylori. Con menor frecuencia y no descritos el Mycoplasma pneumoniae, la Giardia intestinalis y el herpes simple4.

La sintomatología inicial es inespecífica, similar al cuadro viral y apareciendo edema periférico cuando hay hipoalbuminemia establecida. Es característica hipoproteinemia e hipoalbuminemia, siendo la alfa-1-antitripsina fecal un marcador sensible y específico de pérdida proteica en tubo digestivo4.

No hay tratamiento específico. La evolución hacia la resolución clínica completa, de manera espontánea, suele ocurrir alrededor de las 5 semanas. El tratamiento conlleva el del agente responsable. Se emplea dieta rica en proteínas, antisecretores, octreótido, anticolinérgicos e incluso anticuerpos monoclonales5.

El tratamiento quirúrgico cuando hay pérdida no controlable de proteínas, sangrado y localización cerca del cardias o con displasia porque elimina el riesgo de malignización. Es objeto de debate, siendo lo más acertado adaptar la técnica a la localización y grado de displasia6.

Bibliografía
[1]
A. Kirberg,B. Rodríguez,F. Donoso,M. Kirhman,M. Noriel
Gastropatía hipertrófica perdedora de proteínas. Enfermedad de Ménétrier. Caso clínico
Rev Chil Pediatr, 85 (2014), pp. 80-85 http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062014000100011
[2]
G. Famularo,M.R. Sajeva,L. Gasbarrone
Beyond gastritis and before cancer: The strange case of Ménétrier's disease
Intern Emerg Med, 6 (2011), pp. 369-371 http://dx.doi.org/10.1007/s11739-010-0471-9
[3]
R. Ramos,M. Herrera,D. Hervias,P. Duarte,C. Vicente,C. Casteleiro
Doença de Ménétrier: Regressão Completa após Erradicação do Helicobacter Pylori
J Port Gastrenterol, 15 (2008), pp. 118-121
[4]
B. Fernández Caamaño,E. Ramos Boluda,E. Martínez-Ojinaga Nodal,M. Molina Arias,J. Sarría Osés,G. Prieto Bozano
Enfermedad de Ménétrier asociada a infección por citomegalovirus
An Pediatr (Barc), 82 (2015), pp. 113-116
[5]
R. Baños Madrid,F. Alemán Lorca,S. Chacón Martínez,Rodríguez Agudo J.L.,C. Ballester Rosique,E. Olmo Brieba
Enfermedad de Ménétrier
Rev Col Gastroenterol, 22 (2007), pp. 217-219
[6]
I. Couto Guerra,A. Sarmento,M. Figueiredo,L. Morais,H. Ferreira,L. Marques
Doença de Ménétrier da infância – uma causa de hypoalbuminemia
Acta Pediatr Port, 39 (2008), pp. 146-148
Copyright © 2018. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?