Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 89. Núm. 2.Agosto 2018
Páginas 77-134
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 89. Núm. 2.Agosto 2018
Páginas 77-134
Carta científica
DOI: 10.1016/j.anpedi.2017.11.004
Open Access
Síndrome hemofagocítico secundario a endocarditis por Bartonella henselae
Haemophagocytic syndrome secondary to endocarditis due to Bartonella henselae
Visitas
454
Esmeralda Núñez Cuadrosa,
Autor para correspondencia
esmenunez@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Ana Cabrera del Moralb, Jose Manuel Jiménez Hinojosaa, Isabel Leiva Geaa, Lourdes Conejo Muñozc
a Hospitalización pediátrica, Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Materno-Infantil, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España
b Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Materno-Infantil, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España
c Unidad de Cardiología Pediátrica, Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, Hospital Materno-Infantil, Hospital Regional Universitario de Málaga, Málaga, España
Este artículo ha recibido
454
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto Completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Sr. Editor:
Texto Completo

Bartonella spp son bacilos intracelulares Gram negativos, responsables del 20-30% de las endocarditis con hemocultivo negativo. La prevalencia en nuestro medio es desconocida, representando según las series internacionales1, entre el 1 y el 17% del total de endocarditis. Entre ellos, B. henselae se ha asociado a endocarditis en pacientes con valvulopatía previa y contacto con gatos. La válvula más comúnmente afectada es la aórtica, describiéndose algún caso aislado en la tricúspide secundario a embolismo pulmonar antiguo2.

El método diagnóstico más empleado es la serología, no obstante, se puede emplear la PCR a tiempo real, permitiendo una detección rápida de la bacteria en sangre o muestras de la propia vegetación o válvula afecta3.

Respecto al tratamiento, los antibióticos eficaces suelen tener un efecto bacteriostático, a excepción de los aminoglucósidos, siendo necesario asociar varios. Se ha comprobado que la administración de un aminoglucósido durante al menos 14 días se asocia a un mejor pronóstico1. En pacientes con endocarditis con cultivo negativo y sospecha de infección por Bartonella spp., una pauta válida sería gentamicina+ceftriaxona, asociando o no doxiciclina. En caso de confirmación diagnóstica, podría usarse la combinación doxiciclina+gentamicina, valorando rifampicina, especialmente en caso de insuficiencia renal.

En cuanto al pronóstico, la mayoría de pacientes precisa recambio valvular, con una mortalidad cercana al 10%, fundamentalmente si existe retraso diagnóstico1.

Dadas las escasas referencias bibliográficas en niños de nuestro medio, consideramos de interés la descripción de este caso. Además, su excepcionalidad radica en el desarrollo de un síndrome hemofagocítico (SHF), complicación raramente descrita en infecciones por B. henselae y especialmente en pacientes inmunocompetentes.

Presentamos el caso de un niño de 10 años, originario de una zona rural de Marruecos y sin diagnóstico previo de cardiopatía, que refería cuadro de fiebre intermitente, astenia y disnea con pequeños esfuerzos de 2 meses de evolución. En la exploración presentaba postración, desnutrición moderada, hepatoesplenomegalia de 3 traveses, petequias en miembros inferiores y soplo sistólico panfocal VI/VI. Analíticamente destacaba anemia (Hb: 8,8g/dl) y discreta elevación de los reactantes de fase aguda (PCR: 59mg/l; VSG: 59mm). La ecocardiografía objetivó CIV perimembranosa cerrada por aneurisma tricuspídeo, y vegetaciones múltiples en válvula tricúspide, compatible con endocarditis sobre válvula nativa (fig. 1). La ecografía abdominal evidenció quiste esplénico de 6mm de contenido hiperecoico compatible con absceso. En la TC torácica se identificó imagen de morfología triangular y base periférica en lóbulo inferior izquierdo sugestiva de pequeño infarto pulmonar. Los hemocultivos seriados resultaron negativos, comprobándose serología positiva a B. henselae (IgG 1/512). El estudio inmunitario resultó normal, incluyendo screening de VIH negativo.

Figura 1.
(0,04MB).

Ecocardiografía al diagnóstico: CIV perimembranosa, vegetaciones en válvula tricúspide, insuficiencia tricuspídea moderada y FEV 72%. Coincidiendo con el diagnóstico de SHF se comprueba rotura de las cuerdas del velo anterior de la válvula tricúspide.

Recibió tratamiento con ceftriaxona+gentamicina durante 14 días, modificándose la pauta antibiótica a doxiciclina+rifampicina tras recibir resultados de serología. Tres días después, y coincidiendo con canalización dificultosa de vía central, presentó deterioro clínico, reiniciando fiebre, aumentando la esplenomegalia (5 traveses) y apareciendo lesiones purpúricas en miembros inferiores (fig. 2). Analíticamente destacaba la presencia de coagulopatía, pancitopenia (Hb: 7,3g/dl; leucocitos: 1.200/mm3; plaquetas: 37.000/mm3) y elevación de transaminasas, ferritina y triglicéridos, cumpliendo criterios SHF. Ingresó en la UCIP durante 3 días donde recibió bolos de metilprednisolona (30mg/kg/día), milrinona y diuréticos por empeoramiento de insuficiencia cardiaca. Los hemocultivos persistieron negativos y el aspirado de médula ósea no demostró hemofagocitosis. Progresivamente presentó mejoría clínico-analítica, normalizándose las series hematológicas al 5.° día. Tras 8 semanas de tratamiento antibiótico y 4 de corticoterapia sistémica, el paciente se encontraba asintomático. A pesar de presentar insuficiencia tricuspídea y persistir imágenes de vegetaciones, dada la estabilidad hemodinámica con adecuada función ventricular se desestimó la cirugía cardiaca, recomendándose seguimiento cardiológico estrecho.

Figura 2.
(0,14MB).

a) Lesiones purpúricas confluentes en región distal de miembros inferiores tras el diagnóstico de síndrome hemofagocítico; b) Evolución de las lesiones purpúricas tras el empleo de bolos de metilprednisolona y parches de nitroglicerina.

Las infecciones, especialmente los virus del grupo herpes, constituyen la causa secundaria más frecuente del SHF4. B. henselae, constituye una causa excepcional, descrita fundamentalmente en pacientes inmunodeprimidos (trasplantados o con infección por VIH), ninguno de ellos afecto de endocarditis5,6.

El SHF se caracteriza por la activación y proliferación no maligna e incontrolada de macrófagos y linfocitos T, asociada a hiperproducción de citocinas. Los criterios diagnósticos aceptados por el grupo de estudio de la linfohistiocitosis hemofagocítica (HLH), revisados en 2004, siguen vigentes. En muchas ocasiones, especialmente en formas primarias, y principalmente en etapas iniciales, puede no identificarse hemofagocitosis en médula ósea4.

Dado el pronóstico de esta entidad, con tasas de mortalidad de hasta el 30%, resulta fundamental sospechar un SHF en el contexto de un cuadro infeccioso con deterioro clínico y/o afectación multiorgánica. Aunque es imprescindible tratar la enfermedad de base, en ocasiones es necesario administrar bolos de corticoides, e incluso inmunosupresores, cuyo uso precoz puede modificar el pronóstico.

Bibliografía
[1]
S. Edouard,C. Nabet,H. Lepidi,P.E. Fournier,D. Raoult
Bartonella, a common cause of endocarditis: A report on 106 cases and review
J Clin Microbiol, 53 (2015), pp. 824-829 http://dx.doi.org/10.1128/JCM.02827-14
[2]
F. Verdier-Watts,J.M. Peloni,F. Piegay,P. Gérôme,A. Aussoleil,G. Durand-de-Gevigney
An exceptional case of tricuspid infective endocarditis due to Bartonella henselae revealed by an old pulmonary embolism
Ann Cardiol Angeiol, 65 (2016), pp. 48-55
[3]
E. Angelakis,D. Raoult
Pathogenicity and treatment of Bartonella infections
Int J Antimicrob Agents, 44 (2014), pp. 16-25 http://dx.doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2014.04.006
[4]
F.E. Sepulveda,G. de Saint Basile
Hemophagocytic syndrome: Primary forms and predisposing conditions
Curr Opin Immunol, 49 (2017), pp. 20-26 http://dx.doi.org/10.1016/j.coi.2017.08.004
[5]
A. Le Joncour,F. Bidegain,M. Ziol,L. Galicier,E. Oksenhendler,F. Mechai
Hemophagocytic lymphohistiocytosis associated with Bartonella henselae infection in a HIV-infected patient
Clin Infect Dis, 62 (2016), pp. 804-806 http://dx.doi.org/10.1093/cid/civ999
[6]
A. Poudel,J. Lew,W. Slayton,V.R. Dharnidharka
Bartonella henselae infection inducing hemophagocytic lymphohistiocytosis in a kidney transplant recipient
Pediatr Transplant, 18 (2014), pp. E83-E87
Copyright © 2017. Asociación Española de Pediatría
Idiomas
Anales de Pediatría

Suscríbase al Newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?